Opera desde cárceles 50% del crimen organizado: Durazo

Encabeza secretario de Seguridad federal reunión de mandos en Chihuahua

Miguel Silva
El Diario
sábado, 12 octubre 2019 | 06:00
|

Chihuahua— El 50 por ciento del crimen organizado en el país es administrado desde los centros penitenciarios, afirmó Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana.

En el marco de la Segunda Reunión de Conferencias Nacionales de secretarios de Seguridad Pública del Sistema Penitenciario y de Seguridad Pública Municipal Zona Noreste-Noroeste que se realizó en la ciudad de Chihuahua dijo que es necesario limitar el uso de la tecnología en el interior de las cárceles para garantizar la seguridad de la población. 

El funcionario federal destacó la urgencia de combatir la corrupción que existe en el interior de los centros penitenciarios del país, tanto en los administrados por las entidades federativas, como por la Federación, pues éste es un factor que permite a los grupos delictivos operar sin ningún impedimento desde el interior de las cárceles y esto se refleja en una mayor criminalidad en las calles.

Además, detalló que es necesario limitar el ingreso de tecnologías móviles e interrumpir la señal de comunicación de adentro hacia afuera, pues dijo que es mucho más fácil combatir y controlar a las organizaciones criminales desde adentro de los penales que hacerlo afuera, en donde existe una mayor dispersión que complica el actuar policial.

Durazo Montaño exhortó a los responsables de la seguridad penitenciaria a que en la brevedad posible se desarrollen estrategias para acotar la operación del crimen organizado desde el interior de las cárceles, lanzando así el reto que se deberá asumir con compromiso y responsabilidad de las autoridades de los tres niveles de Gobierno. 

Agregó que las cárceles del país no han cumplido con su objetivo principal, que es el de la readaptación social, y al contrario han permitido que los criminales mantengan el control de sus operaciones por diversos factores como la corrupción existente que se formó durante varios años de permisividad pero que es momento de detener esa problemática y poder garantizar la seguridad de la población.