Estado

Ocultaron en taller autos usados en asesinato

Asegura propietario del negocio que una de las unidades que funcionaba bien se la dejaron 10 días para su revisión

El Diario

jueves, 27 febrero 2020 | 06:00

Tomada de internet

Chihuahua— En la audiencia de ayer miércoles en la Sala Uno del Centro Penal federal, dentro del juicio que se sigue en contra de Juan Carlos M.O. alias ‘El Larry’, se escucharon declaraciones de testigos y dos peritos de la Fiscalía estatal, quienes explicaron el recorrido hecho por los dos vehículos utilizados por los coautores del crimen de la periodista Miroslava Breach Velducea, registrado el 23 de marzo del 2017 en esta ciudad.

Se trata de dos autos Chevrolet Malibu, uno color gris y otro blanco, de igual manera se supo del mantenimiento previo que recibieron las unidades en un taller mecánico de la calle 22 y en donde ‘El Larry’ pagó para que los depositaran. 

Los trayectos previos al crimen fueron captados desde antes de las 06:49 horas por cámaras de seguridad de siete establecimientos comerciales de la avenida Tecnológico y de algunas calles de la colonia Lomas Vallarta, donde ocurrió el asesinato.

Llamó la atención que uno de los automóviles participantes, el de color blanco con número de matrícula EMG4586, fue asegurado el 14 de julio de 2017 en el exterior de un domicilio ubicado en privada de Urueta 3808, en la colonia Dale.

Incluso el propietario dijo a los agentes saber la razón por la que lo iban a asegurar, pero se desconoce si la persona forma parte de la capeta de investigación como testigo.

El día del crimen de la periodista, uno de los carros era conducido por Wilberth Jaciel Vega Villa –actualmente prófugo de la justicia–, y en el otro iba ‘El Larry’, quien se encargó de supervisar toda la operación.

Ante el juez federal Néstor Pedroza, subió al estrado el testigo con identidad clave ‘Javier’, propietario del taller mecánico, quien manifestó que el 23 de marzo los presuntos responsables del asesinato de la periodista le llevaron el Malibu blanco a su negocio, sin motivo aparente.

El testigo dijo que era frecuente que le llevaran vehículos a su taller, y señaló directamente a ‘El Larry’ como el jefe de los hombres que llegaban, presuntamente integrantes de la célula delictiva ‘Los Salazar’.

Fue en la mañana del día 23 de marzo cuando le dejaron el automotor, argumentando que tenía fallas eléctricas, por lo ‘Javier’ se dispuso a revisarlo y probarlo, incluso lo condujo por calles de la ciudad.

“Tenía mucho trabajo en mi taller y necesitaba liberar espacio, pero hasta diez días después fueron por él”, declaró.

Entre los trabajos de reparación que le hizo al otro vehículo, el de color gris que también participó en el asesinato y que también le fue llevado, ‘Javier’ dijo que le arregló las chapas y los elevadores de las ventanas.

A ‘El Larry’ lo describió como una persona amable que siempre le pagaba las reparaciones, y sólo le hacía esperar un poco cuando éste le decía que estaba esperando el depósito de unos viáticos.

close
search