PUBLICIDAD

Estado

Ocultaron cabeza de mujer mutilada

A nueve días del crimen no se ha informado la identidad de la víctima

Orlando Chávez / El Diario de Chihuahua

sábado, 19 noviembre 2022 | 06:00

Cortesía

PUBLICIDAD

Chihuahua.– Melissa M. R., de 25 años, y Luis Raúl F., de 41, fueron vinculados a proceso por feminicidio agravado por determinación del juez José Moreno, según el cual se cumple con los criterios para determinar que se cometió este delito. El juzgador expuso que se puede presumir que los implicados trataron de ocultar el cuerpo de la víctima al destazar el cuerpo y arrojar las partes en varios lugares; incluso hasta ahora no se ha logrado localizar la cabeza. 

Según expuso el juzgador, los elementos que fueron presentados por la parte acusadora son suficientes para presumir que los dos imputados están relacionados con el crimen, ya que fueron detenidos conduciendo una camioneta con reporte de robo con violencia en donde encontraron una bolsa con un torso humano.

PUBLICIDAD

Otra de las pruebas presentadas es que en el domicilio de la calle Maracaibo, que fue señalado como relacionado con el imputado, había rastros de sangre, por lo que se pidió una orden para ingresar a la casa, en donde se localizaron más elementos y manchas hemáticas.

Agregó que si bien existen señalamientos hechos por la defensa de los imputados que se deben considerar, éstos se irán desahogando en el juicio. Según el Código Penal en Chihuahua, la pena para el feminicidio puede ser de hasta 70 años.

La defensa de los acusados inició con los planteamientos por los cuales no deberían ser vinculados, entre los que destacó que la Fiscalía General no ha establecido qué participación tuvieron los detenidos en el delito que se les imputa, lo que calificó como una determinación fundamental para el proceso.

Otro de los puntos destacados por la defensa es que uno de los peritos que ingresó a la escena en la que se habría cometido el crimen del cual se les acusa, no figura en la lista que entregó la FGE para solicitar la orden de cateo. “Éste es un homicidio atroz… pero no se ha determinado que sea un delito de género”, apuntó.

Agregó que no se cumplía con otros criterios para calificar este hecho como un delito de género, como el expuesto por el MP, respecto a que las partes del cuerpo desprendidas estaban en un lugar público, ya que, según dijo, el lugar en que las localizaron no se puede considerar como de paso para las personas.

La agente que representó al Ministerio Público en la audiencia de formulación de cargos contra Melissa M. R. y Luis Raúl F., acusados del feminicidio de una mujer el pasado 10 de noviembre, destacó la extrema violencia en los actos de los presuntos responsables, ya que le dispararon a su víctima en una mano, además de que el homicidio fue por decapitación. 

Luego de que perdiera la vida, le infligieron más de 200 heridas con un arma punzocortante, para desmembrar el cuerpo y esparcir las partes en diversas regiones de la ciudad. A los detenidos se les encontró un cuchillo, un arma calibre .22 y un machete. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search