Estado

'No les vamos a pagar ni un peso más'

Ejidatarios y pobladores abren otra brecha para evitar la caseta de Sacramento

Silvestre Juárez/El Diario
Silvestre Juárez/El Diario
El Diario / Uno de los accesos de la anterior brecha
Silvestre Juárez/El Diario
Silvestre Juárez/El Diario
Silvestre Juárez/El Diario

Francisco Córdova
El Diario de Chihuahua

viernes, 24 enero 2020 | 11:58

Chihuahua— Ejidatarios y pobladores que cruzan diariamente la caseta de Sacramento, ubicada al norte de la ciudad, rechazaron al aumento a la cuota de peaje en las garitas de la entidad, con lo que dijeron que a pesar de que el Gobierno del Estado ha mantenido un constante esfuerzo por cerrar los caminos vecinales, ellos continúan abriéndolos para evitar el cobro y textualmente afirmaron que, “no les vamos a pagar ni un peso más”.

Desde el mes de julio del 2018 los pobladores iniciaron lo que ellos llamaron una lucha por su derecho al libre tránsito, al derribar primero un muro que cortaba una brecha de un kilómetro y medio aproximadamente, y que daba acceso al último tramo de la carretera libre a Ciudad Juárez.

Luego de que se abriera este camino vecinal, tan sólo unos días después maquinaria del gobierno estatal colocó muros de contención de concreto que fueron retirados por los pobladores. “Las intentonas” de cerrar este camino realizando profundas zanjas, o colocando barreras generaron un conflicto constante entre autoridades y pobladores quienes exigían pases de accesos sin cobro por la caseta que transitan diariamente, o se les dejara libre el camino.

En abril del 2019 fueron reprimidos por autoridades de la Policía Estatal quienes arrestaron aproximadamente a diez personas, conflicto que se repitió en el mes de abril. En la actualidad otra brecha sigue abierta por distintos caminos, ya que en la ruta principal se cavó un hoyo que se encuentra lleno de los vestigios de la barrera.

Los ejidatarios dijeron que el Gobierno estatal sigue haciendo esfuerzos para cerrar todos los accesos, que actualmente son sólo para vehículos particulares, pues la vía ya no es usada por transporte de carga debido a lo complicado de su acceso.

Sobre el aumento de 69 a 71 pesos que ahora deberán pagar los ciudadanos, manifestaron su repudio a la medida al señalar que afectan de manera directa la economía de las familias, pues los supuestos censos para entregar tarjetones nunca llegaron para sus domicilios, con lo que afirmaron que ellos continuarán usando los accesos vecinales sobre todo ahora que pretenden cobrarles tres pesos más. 

fcordova@diarioch.com.mx