Estado

No le debemos agua a Estados Unidos, dice agricultor

'Hemos pagado 35 quinquenios desde 1944 a la fecha, pero solo se contabilizan 15'

Heriberto Barrientos/El Diario

viernes, 18 septiembre 2020 | 19:43

Chihuahua.- “Chihuahua no le debe agua a los Estados Unidos, se han pagado por los excedentes y escurrimientos un total de 35 quinquenios, pero solo se contabilizan en el tratado 15”, explicó el agricultor del Distrito 05, Raymundo Soto.

Lo anterior en la videoconferencia titulada “Encuentro Empresarial para Analizar el problema del Agua en la zona sur de la entidad”, donde destacó que el Tratado Internacional de 1944 “no es tan ventajoso para Chihuahua como se dice”.

Participa además el diputado federal por el V Distrito Mario Mata Carrasco.

El expresidente de Canaco, Carlos Fierro explicó en la introducción que es importante conocer el punto de vista técnico y jurídico para poder opinar de lo que está sucediendo.

Héctor Lujan presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en el país, señaló que la información debe darse con veracidad en lo legal y económico.

“¿Podrán decir ustedes que estamos haciendo?, pero esa zona genera 30 mil millones de pesos y claro que se  impacta directa e indirectamente las actividades del comercio.

Se deben mantener las concesiones y que tengan suficiente líquido nuestros productores que se logren los ciclos 2020-2021, si no habrá un problema mayor”, expresó.

Por su parte, Edibray Gómez, presidente de Canaco Servitur Chihuahua dijo que es imprescindible el tener el conocimiento exacto por parte de dos expertos en el tema, para saber el contexto de la problemática.

“Tenemos que saber qué hacer y hacia donde canalizamos la fuerza de todos como chihuahuenses; obviamente luchar hombro con hombro con los agricultores y ganaderos. No puede ser posible que la sequía y la sed sea de Chihuahua y las presas sean de la federación”, mencionó.

El líder de los comerciantes establecidos dijo que esto no es política, es una necesidad vital para los chihuahuenses, expresó.

El ingeniero Raymundo Soto hizo un antecedente del problema del agua en Chihuahua, donde dijo que en el centro sur están las tres principales presas como “Las Vírgenes”, “El Granero” y “La Boquilla”, donde las dos primeras fueron construidas después del tratado internacional de 1944.

“Se habla de que el tratado es benéfico para México, pero hay que tener cuidado, porque inicialmente en aquellos tiempos México le pedía a Estados Unidos 4 mil 800 millones de metros cúbicos de agua y nomas nos dieron mil 400”, detalló.

Abundó que en el la cuenca del Rio Bravo a México le correspondían 4 mil 250 millones de metros cúbicos, pero solo se le entrega 2 mil 400 Mm3.

“En las presas nacionales, el agua que esta almacenada en las presas, está concesionada, es decir se otorga un título.

A nosotros nos da certeza jurídica en invertir en corto y mediano plazo.

“El tratado habla de que las presas nacionales, lo que se utiliza para que llegue a las presas internacionales son los escurrimientos y demasías; y efectivamente esas aguas abajo, son las que dice el tratado, una tercera parte va para EUA y dos terceras partes se quedan en México,

Pero primero se paga la tercera parte y lo que quede es para EUA, pero es agua de escurrimientos, aquí el problema es que se llevan el agua concesionada, es decir, no es de escurrimientos”, mencionó Raymundo Soto.

Al hablar de quinquenios, se tienen que pagar 2 mil 150 millones de metros cúbicos, pero no dice de donde, si tiene que ser de Chihuahua, Tamaulipas, etcétera.

Desde 1944 llevamos 35 quinquenios pagados, pero van contabilizados 15; es decir, 20 no se nos quieren tomar en cuenta, manifestó.

“Este año es el primero que se hace con agua almacenada, pero ahí es donde viene el problema”, subrayó.

El tratado no es tan ventajoso como se dice, ni para Chihuahua, expresó.

“El gobierno federal dice mañosamente que nunca nos va faltar agua del ciclo 2020, pero el problema es el agua ahorrada de 2021, eso no lo aclara”, sentenció.

Raymundo Soto dijo que a punto de presiones se evitó que en el mes de marzo sacaran el agua de La Boquilla, lo cual evitó que a la fecha ya no hubiera problemas en el presente ciclo.