Estado

No habrá ‘Gloria’, dice funcionario de Minería

Gobierno no desarrollará ningún proyecto si no cuenta con respaldo social, dice subsecretario

El Diario de Juárez / Protesta en contra del proyecto minero, durante la visita presidencial

Miguel Silva / Salvador Castro
El Diario

jueves, 16 enero 2020 | 10:19

El proyecto de la mina “Gloria” en Samalayuca no se concretará debido al compromiso que el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo, en el que privilegiar el bienestar de la comunidad está por encima de cualquier proyecto, dijo el subsecretario de Minería, Francisco Quiroga.

Afirmó que un proyecto de ese tipo debe contar con el respaldo de la población para que sea factible.

El plan de la mina en el poblado ubicado a 50 kilómetros de Juárez se dio a conocer desde septiembre pasado y desató una serie de protestas, pues grupos ambientalistas aseguran que pondrá en riesgo el ecosistema por el uso de materiales contaminantes.

El pasado 10 de enero, en su visita a Ciudad Juárez, López Obrador afirmó que la Semarnat no ha otorgado permisos para que la empresa concesionaria, VVC Exploration Corporation, pueda explotar cobre.

Quiroga expresó ayer que el Gobierno federal mantiene el compromiso político de no desarrollar ningún proyecto si no cuenta con el aval de la población, como es el caso en Samalayuca, donde se ha manifestado abiertamente el rechazo hacia esta mina tanto de los pobladores como por parte de grupos ambientalistas.

La mina es a cielo abierto y estaría localizada en el ejido Ojo de la Casa. Tendría una capacidad de procesamiento de hasta 2 mil toneladas diarias y generaría mil 200 empleos directos, además de reactivar la economía local, expuso en su momento el presidente seccional de Samalayuca, Javier Meléndez Cardona.

Quiroga explicó que recibió la documentación de parte de los grupos que se oponen al proyecto y se analizó con la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y en los próximos días se podrá entregar un dictamen anticipando que si el bienestar común se ve afectado no se habrán de emitir los permisos necesarios para la operación de la mina.

Ejidatarios de Samalayuca publicaron hoy en El Diario un desplegado en el que agradecen el apoyo al presidente de México para que no siga adelante el proyecto minero Gloria si éste no es apoyado por los pobladores.

El documento está firmado por 450 ejidatarios y aparece como responsable de la publicación Polo Canizales, quien en entrevista expresó que el proyecto data de años atrás y jamás se hizo público en el pueblo.

“Empezaron a crecer en el proyecto y en su elaboración hicieron un cambio en el estatus de la zona de área protegida de Samalayuca y en el mismo pretenden incrustar la mina. Lo primero que hicieron quienes apoyan el proyecto fue segregar el polígono determinado por la Comisión Nacional de Áreas Protegidas, de alrededor de 6 mil hectáreas, y después comenzaron a tramitar los permisos para llevar a cabo la mina”, dijo.

Canizales, acompañado por el también ejidatario Manuel Belmontes Rea, indicó que si se hubiera respetado el polígono de área protegida no prosperaría desde un principio el proyecto.

Informó que cuando comenzaron hacer las exploraciones el pueblo comenzó a oponerse porque Samalayuca es una zona agrícola productora de hortalizas que se consumen en Ciudad Juárez, Monterrey y Sonora, y otra parte se exporta a Estados Unidos.

Canizales mencionó que se apoyaron en expertos ambientalistas que concluyeron que la mina no debería operar por el daño al medio ambiente y a la salud de los pobladores, e incluso los materiales que utilicen pueden penetrar a los acuíferos y contaminar los mismos, que están conectados de alguna manera con Conejos-Médanos, que aporta alrededor de un metro y medio por segundo de agua a Ciudad Juárez.

Refirió que los ejidatarios asistieron a una sesión de Cabildo en la que expusieron el problema, por lo que vieron de manera favorable la posición de los regidores así como del presidente municipal Armando Cabada, que no había dado el permiso para uso de suelo.

“Ellos (los promotores) decían que ya tenían los permisos federales para comenzar a trabajar la mina, pero la oposición comenzó a generalizarse y actualmente un 80 por ciento de los pobladores dicen no a la mina”, expresó.

Mencionó que comenzó a gestarse como un movimiento social y durante su visita a Juárez, al presidente Andrés Manuel López Obrador se le entregó un documento y se le dijo que el pueblo de no está de acuerdo con la mina.

“El señor presidente de manera muy acertada dijo: si el pueblo de Samalayuca no quiere la mina, no habrá mina”, expresó Canizales.

Dijo que el sábado pasado tuvieron una reunión con la secretaria de Economía, Graciela Márquez, en la que los ambientalistas y el abogado de los ejidatarios trataron 18 puntos que tendrían que regularse para la operación de la mina, todos ellos favorables para los pobladores.

Mencionó que a la reunión no acudió Meléndez, quien permaneció en Samalayuca con alrededor de 20 apoyadores para recibir a la secretaria de Economía, pero ahí alrededor de 200 personas rodearon la Presidencia para expresar su oposición al proyecto.

Agregó que han presentado alternativas en mesa de trabajo con los gobiernos estatal y federal y además con universitarios, que han elaborado un proyecto tanto agrícola como ecoturístico para mejorar la economía del poblado.

scastro@redaccion.diario.com.mx