Estado

Ningún interno fugado de Culiacán es de Chihuahua: FGE

Además, las autoridades mantienen los filtros en los límites del estado y Sinaloa

Staff
El Diario de Chihuahua

lunes, 21 octubre 2019 | 13:02

Ciudad Juárez– Ninguno de los 51 internos que se fugaron del penal de Agurato, en Culiacán, el pasado jueves 17 de octubre, es originario de Chihuahua, confirmó la Fiscalía General del Estado (FGE). 

De manera conjunta con las autoridades federales se mantienen los filtros en los límites entre ambas entidades y prácticamente todas las localidades de la entidad, además de carreteras para, en su caso, recapturarlos, dio a conocer la dependencia. Operativos a cargo de la Policía Federal, Comisión Estatal de Seguridad (CES) y el Ejército se instalaron en Morelos, Guadalupe y Calvo, Guachochi, Batopilas, Urique, Guazapares y Balleza, principalmente, se informó. 

La Policía Federal mantiene además las revisiones en camiones de pasajeros sobre los tramos carreteros de la entidad y centrales de viaje aéreas y terrestres, confirmaron mandos de la institución. 

De manera exhaustiva se inspeccionan a viajeros en puntos instalados en Sacramento, Delicias, Parral, Casas Grandes, Cuauhtémoc y Juárez, se dio a conocer. En estos puntos se cotejan las fichas de los evadidos el pasado jueves, tras los disturbios generados por la aprehensión y posterior liberación de, Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán.

Hasta este domingo el gobierno federal no negó la vinculación de la fuga masiva de reos de Culiacán con la frustrada captura del presunto líder del narcotráfico. La Red de Mesas de Seguridad y Justicia del país aseguró en un comunicado que la fuga de internos del penal de Culiacán fue para que los evadidos se sumaran a los actos criminales que se registraron en las calles de esa localidad, en la exigencia de la liberación del presunto dirigente del cartel de Sinaloa. 

“Nos resulta inconcebible que un grupo criminal volcado en el rescate de su líder liberara a 50 personas privadas de la libertad en el centro de reclusión de Araguato para sumarlas en su cometido, perdiendo la vida dos custodios penitenciarios en este acto y vulnerando toda noción de seguridad y confianza en un sistema pensado para la reinserción social y la contención de la comisión de delitos”, cita entre otras cosas el boletín de la red. 

El comisionado de la CES, Oscar Aparicio, informó que en los tres días en que se han mantenido los operativos no se habían reportado incidentes hasta el día de ayer y las autoridades se mantenían a la expectativa. Indicó que se mantiene comunicación con Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, para informarle de cualquier eventualidad respecto a este tema. Ninguno es de Chihuahua La mayoría de los presos evadidos en ese incidente cuentan con primaria y secundaria y son originarios del mismo estado de Sinaloa, de acuerdo con el reporte de búsqueda en poder de El Diario. 

Son choferes, comerciantes, herreros, albañiles, carpinteros, pescadores, marisqueros, taxistas y desempleados, que tenían recluidos en dicha prisión en promedio cinco años, en su mayoría por delitos como la portación ilegal de armas de fuego, delitos contra la salud, secuestro y robo con violencia, de acuerdo con las fichas del penal de Agurato. 

En los expedientes se menciona que la mayor parte de los fugados son originarios de Culiacán, Navolato, Badiraguato, Mocoritos y Mazatlán, así como algunos otros de Durango, Sonora y Guerrero.