Estado

Niegan a enfermero identificar cadáver de familiar

Asegura que fue amenazado para que no siguiera exigiendo ver el cuerpo de su tía, fallecida por Covid 19

Heriberto Barrientos
El Diario de Chihuahua

martes, 02 junio 2020 | 08:47

Chihuahua— Un enfermero del hospital Morelos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y quien además presta su servicio en el Issste, interpuso una queja el pasado domingo ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), en contra del departamento de Trabajo Social del Hospital Central debido a que no le permitieron identificar el cuerpo de una familiar cercana quien murió víctima de Covid-19. 

El considerado “Héroe de la Salud” en las campañas mediáticas impulsadas por las autoridades federales y estatales, Kevin Bernardo Carmona Lara de 29 años se comunicó ayer a esta redacción y narró su viacrucis, ante la pérdida lamentable de su tía María Guadalupe Carmona Mata de 68 años, quien era como su madre. 

“Mire, yo trabajo para el Sector Salud, soy enfermero del hospital Morelos y en el Issste, desafortunadamente fallecieron el pasado mes de mayo mi papá y mi abuelo por Covid-19. Nos contaminamos como familia, y fueron pérdidas muy lamentables”, expresó. 

Resulta que el día de ayer (domingo), falleció mi tía María Guadalupe a las diez de la mañana, ella era trabajadora en la delegación del IMSS, no tuvo hijos y yo soy su sobrino que velaba por ella, era como mi mamá, ella estaba en el Hospital Central hospitalizada. 

Según narró Kevin Bernardo, fue desde el 8 de mayo cuando su tía María le diagnosticaron coronavirus, por lo que la enviaron al Hospital Central a recibir cuidado y tratamiento. 

Recordó que cuando perdió a su padre y abuelo respectivamente, por la misma pandemia, recibió un trato sensible y humano en el Hospital Central, donde le mostraron a través de una cámara los cuerpos. 

No tuvo problemas. Sin embargo, el trato fue totalmente distinto por la responsable del área de trabajo social en esta ocasión, “pues no quieren que la veamos, cuando es un derecho que por ley nos asiste”, dijo. El enfermero dijo que trataba de explicar a la responsable de trabajo social la necesidad de identificar el cuerpo, pero ésta se portó de manera prepotente e incluso ya después no les dio la cara. 

“Entre más les pedía que nos enseñaran el cuerpo, más ellos se aferraban a decirnos no, dizque por ser día domingo, argumentando un protocolo, realmente no se vale, el trato fue muy grosero por esa trabajadora”; señaló. 

El enfermero dijo que les mandaron personal de seguridad a darles la información, es decir, se les escondieron al final. Incluso lo amenazaron con meterlo a la cárcel si seguía exigiendo identificar a su cadáver. 

“Por lo anterior ese mismo día acudí a Derechos Humanos, puse mi queja porque tenemos como familiares el derecho a identificarla, a mí me quedan muchas dudas de que sea mi tía la persona que me vayan a entregar, no les tengo nada de confianza. Espero mi petición se atendida”, sentenció.