Estado

Ni con Maclovio como abogado liberan a Valles

Defensor del agua permanecerá más tiempo en prisión

Heriberto Barrientos Márquez
El Diario

viernes, 19 noviembre 2021 | 08:56

Chihuahua— El líder campesino Andrés Valles seguirá en prisión luego de que el juez de Distrito federal rechazó acumular las dos causas penales que enfrenta por los delitos de robo de vehículo, ataques a las vías generales de comunicación y motín.

Lo anterior, a pesar de contar con la defensa del abogado Maclovio Murillo Chávez, ex juez federal y ex consejero jurídico en la pasada administración estatal.

La audiencia fue celebrada ayer por el juez especializado en el sistema penal acusatorio Tomás José Acosta Canto, en la Sala Penal número Uno del Centro de Justicia Penal Federal ubicado en la avenida Mirador y Washington y comenzó a las 13:58 horas dentro de la causa penal 171/2021, con casi dos horas de retraso.

Murillo estuvo acompañado por los abogados Jorge Alberto Soto, José Emilio de la Rosa y Perla Idalí López. Por la Fiscalía federal acudieron los ministerios públicos Jeni Luévano y Juan José Magaña.

Asimismo, por la Guardia Nacional compareció el representante jurídico Martín Fuentes Mendoza, mientras que por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no hubo asistencia a la audiencia, pese a estar notificados.

A las 13:25 horas Andrés Valles ingresó a la sala custodiado por guardias de seguridad. Vestía pantalonera y sudadera de color gris –que utilizan los internos del Cereso–, mostrándose visiblemente tranquilo.

El juez Tomás José Acosta dirigió la diligencia de manera virtual.

“La defensa desea plantearle señoría la acumulación de los dos procesos penales que se siguen en su contra a mi representado”, expresó Murillo en relación con las causas penales 171/ 2020 y la 213/2021.

En la primera de ellas se dictó auto de vinculación a proceso en contra de Valles el 27 de julio de 2021 por el delito de robo de vehículo, ataques a las vías de comunicación y motín.

Mientras que en la segunda, fue el 2 de agosto de 2021 el auto de vinculación a proceso emitido por el delito de motín.

En la argumentación jurídica de Murillo estableció que ambas causas están íntimamente relacionadas y tienen un origen común, es decir, en este caso el conflicto por el agua y las acciones de protesta que se produjeron de manera masiva.

Debido a que todavía no se abrían esos dos juicios, defendió que la ley le daba esa facultad de solicitud.

Fue entonces que el juez preguntó a los fiscales federales si habría alguna objeción, y ellos respondieron que no se oponían a dicha solicitud de la defensa.

Luego preguntó al representante de la Guardia Nacional, quien tampoco mostró oposición a la acumulación de causas.

Todo apuntaba a que iba a determinarse la acumulación de ambas causas, lo cual abriría en la estrategia jurídica de Valles solicitar posteriormente la modificación de la medida cautelar para que pudiera salir próximamente en libertad condicional y enfrentar el proceso, pero hubo una sorpresa.

Fue entonces que el juez resolvió de manera tajante que aun y cuando la FGR y la GN estuvieran de acuerdo en la petición de la defensa sin controversia alguna, se trataba de delitos ocurridos en hechos distintos y sin conexión.

Es decir, puntualizó el juzgador que la causa penal 171/2020 derivó por los acontecimientos ocurridos el 26 de marzo de 2020 en el Hotel “El Dorado” en la ciudad de Delicias, donde la instancia afectada fue la Conagua; mientras que la causa 213/2021 fue por los hechos del 19 de julio de 2020 en la derivadora de la presa Francisco I. Madero, mejor conocida como Las Vírgenes.

“Estamos hablando de cuatro meses de diferencia, yo considero que son hechos independientes, no se trata de los mismos hechos”, dijo tajante el juzgador federal, quien incluso recordó que en ese conflicto hubo personas fallecidas en relación con Jessica Silva.

Lo anterior en contravención a lo defendido por Murillo, quien enfatizó que había conexión de delitos y concurso de los mismos.

“Es improcedente la petición de la defensa”, resolvió el juez federal, a lo que las partes se limitaron a solicitar copia del audio y video de la referida audiencia.

En el exterior de la sala, el abogado de Valles declaró que “evidentemente los sucesos no están desvinculados, son hechos sucedidos diferentes en fecha pero tenían un propósito común, uno que no se cumpliera con el tratado internacional que obligaba al Gobierno federal a entregar agua a Estados Unidos. Obviamente que los hechos están vinculados entre sí y por lo tanto pues sí debieron acumularse los procesos”.

Agregó: “Lo que vamos a hacer es impugnar esta determinación en segunda instancia y nos cae como un balde de agua fría, pero bueno, esto sucede a menudo, y como abogados estamos acostumbrados a litigar estos asuntos y cuando una decisión no es favorable la podemos impugnar en segunda instancia”.

Sobre la reacción de Valles a esa resolución comentó: “Lo vimos triste, se sintió también muy sorprendido porque los argumentos que mencionamos eran sólidos, que tanto el Ministerio Público federal como la Guardia Nacional no se opusieron y estuvieron conformes de que se acumularan los procesos”.

Murillo mencionó que el impacto de la resolución del juez Acosta va en el sentido de retrasar más el tiempo de la eventual liberación del líder campesino.

El líder agrícola y defensor del agua en Chihuahua, Andrés Valles Valles, fue detenido en su domicilio en ciudad Delicias la madrugada del pasado 22 de julio por agentes de la Fiscalía General de la República (FGR), quienes le ejecutaron una orden de aprehensión y actualmente permanece recluido en el Cereso 1 de Aquiles Serdán.

close
search