Estado

Moños rojos... gritos de auxilio

Solicitan familias de la colonia Julián Jaramillo en la ciudad de Chihuahua ayuda en alimentos ante contingencia

Silvestre Juárez/El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario de Chihuahua

viernes, 29 mayo 2020 | 18:29

Chihuahua, Chih.- Varios hogares de la colonia Julián Jaramillo atrás del Cerro Coronel al sur de la ciudad han solicitado ayuda alimentaria al colocar pañuelos o prendas rojas en las afueras de sus casas, ya que la crisis económica generada por la contingencia del coronavirus (Covid-19) las ha afectado de manera importante.

Tal es el caso de Elvia Castañeda de 27 años, quien vive con sus cuatro hijos y a la espera de otro, que sufre de la situación ya que su esposo no ha podido trabajar en la construcción al ser descansado a raíz de la pandemia, de tal modo que han pedido la ayuda de la comunidad.

La familia vive en la Calle Cerro Coronel No. 3410, el hijo mayor es de nueve años y el menor de cinco años.

Tiene siete meses de embarazo y para la comida han tenido que pedir fiado a la tienda desde hace casi dos meses.

“No ha podido trabajar, sale a buscar mi esposo pero no le dan. Es que todo está parado y los que empiezan obra pues ya contrataron. Por eso pusimos eso rojo, a ver si alguien ayuda”, comentó la joven madre y jefa de familia, quien tampoco puede trabajar por su condición y responsabilidad de los menores.

Dejó su teléfono 6141674383 para quien desee apoyar con alimentación o ayuda económica, ya que la actual crisis no ha tenido piedad con los gastos de servicios básicos.

Así como esta familia, de 12 viviendas tan solo en la misma calle se percibieron al menos seis pañuelos en las ventanas o puertas de los hogares, donde se aprecia la necesidad de ayuda.

Algunos vecinos desconocieron el significado de esta acción, pero reconocieron que se necesita ayuda por la pérdida de trabajo de algún miembro de la familia, el aumento de precios en alimentos y el no poder hacer ninguna labor por la cuarentena.

La mayoría de las personas de la colonia que estaban afuera no usaban cubrebocas, ni los niños pequeños o alguna persona que saliera de su casa para un mandado o recibir visitas.

“Aquí lo que primero nos importa es la comida, hace falta”, dijo un vecino que se dirigía a su domicilio en una de las zonas más elevadas del sector.

La acción de poner un pañuelo o prenda de color rojo en la ventana de la casa para indicar que se necesita ayuda urgentemente, principalmente alimentaria, inició en varias comunidades de Colombia como forma para identificar a quienes pasan por una situación extrema.

No tardó mucho en que esta dinámica se repitiera en otros países de América Latina tal es el caso como México y en algunas entidades.

En el caso de Chihuahua, esta colonia no es la única que ha replicado esta forma de pedir ayuda sino en varias, especialmente las de la periferia, donde es evidente la mayor necesidad de apoyo.