Estado

Exige papá de Jessica Silva

‘Militares deben ser juzgados en Chihuahua’

El padre de la activista asesinada el año pasado por elementos de la Guardia Nacional, se muestra sorprendido sobre petición de cambiar el juicio a Sinaloa

Heriberto Barrientos Márquez
El Diario de Chihuahua

jueves, 30 septiembre 2021 | 06:00

El Diario de Chihuahua | Plantón de agricultores en Estación Consuelo tras la muerte de la mujer Cortesía | Jessica y su esposo, quien sobrevivió al ataque de efectivos federales Cortesía | La madre de Silva Zamarripa en una conferencia

Chihuahua—“Yo digo que los militares tienen que ser juzgados aquí en Chihuahua porque lo que hicieron, matar a mi hija, no lo hicieron en Sinaloa”, dijo ayer José Silva Anchondo, padre de Jessica Estrella Silva Zamarripa, quien fue asesinada el 8 de septiembre del año pasado a balazos por elementos de la Guardia Nacional (GN) durante el conflicto por el agua en la presa “La Boquilla”.

Ayer, El Diario publicó que los seis militares involucrados, actualmente presos en la cárcel militar adscrita a la Tercera Región Militar con sede en la ciudad de Mazatlán, pidieron el pasado 17 de septiembre al juez penal federal el cambio de radicación de la causa penal 231/2020, al considerar que “no se garantizaba la seguridad ni la objetividad del proceso en Chihuahua”, el padre de Jessica se mostró sorprendido.

“El juicio debe realizarse donde ellos hicieron su avería, en Sinaloa no hicieron nada ¿qué tienen que hacer allá?, cuestionó.

Los detenidos tuvieron una audiencia virtual, siendo los acusados el teniente de infantería José Luis F., el sargento segundo Bernabé L., (señalado como quien disparó su fusil de asalto contra la pareja de agricultores), el cabo conductor Omar A., el cabo Rubén L., la soldado Jaqueline R. y la soldado Nayeli S. 

El próximo 15 de octubre está programada la audiencia inicial contra los seis militares involucrados en la muerte de Jessica y las lesiones que sufrió su esposo Jaime Torres.

“Yo no sabía nada de eso, que ellos (los militares) quieren ser juzgados en otro estado que no sea Chihuahua, pero de todos modos eso no está bien, ¿cómo es posible que quieran eso?”, criticó.

A poco más de un año del crimen de Jessica, que generó impacto a nivel nacional y  en el cual el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y el comandante de la Guardia Nacional Luis Rodríguez Bucio cayeron en contradicciones en torno a los hechos, el padre dijo que su familia dentro de lo que cabe, está bien.

“No hay de otra más que echarle ganas, mi yerno (Jaime Torres) a veces anda bien y a veces casi no puede hablar, se le cargan las cosas”, dijo.

“Con esa operación que le hicieron en la garganta, habla un poco mejor, ahí anda más o menos, los niños (de Jessica) también de repente se agüitan y ponen cosas en el Facebook que extrañan a su mamá, hasta también uno se agüita pero tenemos que seguir adelante”, concluyó.

hbarrientos@diarioch.com.mx

close
search