Estado

Matsumoto sacrificó su vida para salvar a su familia

El jefe policiaco intuyó que lo iban a matar y optó por bajar de la camioneta que conducía para quedarse a la mitad de la calle y apartarse de sus seres queridos

Staff
El Diario de Juárez
martes, 05 marzo 2019 | 13:50

Adrián Matsumoto se entregó voluntariamente a sus verdugos para así salvar la vida de su familia, que se encontraba con él en su vehículo.

El comandante de la Policía Municipal de Juárez, de 42 años, sin oponer resistencia bajó de la camioneta para ser acribillado y librar a su familia de una agresión.

Así lo comentó el fiscal Zona Norte, Jorge Nava López, y dijo que lo anterior era una versión extraoficial con la que cuenta la Fiscalía del Estado, pero más tarde estos hechos fueron confirmados por el secretario de Seguridad Pública Municipal, Ricardo Realivázquez.

El atentado le costó la vida a Matsumoto Dórame la tarde del pasado domingo en el municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

Al respecto trascendió que, después de un paseo familiar, dos vehículos coparon la camioneta en la que viajaba el comandante con su familia una cuadra antes de llegar a su casa en Nuevo Casas Grandes, de donde era originario.

Se presume que el jefe policiaco intuyó que lo iban a matar y optó por bajar de la camioneta Dodge Ram que conducía para posicionarse a la mitad de la calle y apartarse de sus seres queridos que lo acompañaban en ese momento, quienes a pocos metros atestiguaron la forma en que varios hombres le dieron muerte con más de 50 balazos de arma larga, de acuerdo con la versión.

Los agresores se retiraron del sitio al tiempo en que los familiares del mando intentaban reanimar el cuerpo inerte y ensangrentado, según fotografías del hecho.

Como parte de la evidencia, peritos de la Fiscalía recogieron de la escena del crimen 55 casquillos de arma larga, la mayoría de “cuerno de chivo”, informó el fiscal Nava.