Masacran a 11 LeBaron; 8 son niños

Quedan atrapados en el fuego cruzado de bandas rivales del crimen organizado en los límites de Chihuahua con Sonora

Staff
El Diario de Juárez
martes, 05 noviembre 2019 | 06:00
Cortesía |

Chihuahua— Tres mujeres y ocho de sus hijos de la comunidad LeBaron fueron asesinados y calcinados ayer, cuando quedaron atrapadas en el fuego cruzado de bandas rivales del crimen organizado en los límites de Chihuahua con Sonora, cerca del poblado de La Mora, de acuerdo con el testimonio de familias mormonas de Galeana.

Tras el ataque que dejó hasta el momento 11 muertos, cinco niños fueron encontrados con vida, pero heridos, y una menor de 9 años continúa desaparecida.

Las víctimas son integrantes de la comunidad LeBaron ubicada en el municipio de Galeana, Chihua-hua. Las familias viajaban rumbo a Janos cuando quedaron en medio del enfrentamiento.

Cinco de las víctimas mortales fueron identificadas como Rhonita LeBaron y sus hijos Howard Jr., de 8 años; Krystal, de 6, y los gemelos Titus y Tiana de tan sólo seis meses de edad. El vehículo en el que viajaban quedó totalmente calcinado y con múltiples impactos de arma de fuego.

Ellos fueron los primeros en ser localizados ayer al mediodía, luego de un cruento enfrentamiento entre cárteles en esa zona de Sonora.

Más tarde, integrantes de la comunidad mormona de Galeana comenzaron a difundir mensajes en redes sociales sobre el hallazgo de las otras dos mujeres y cuatro niños más asesinados.

“Acabo de enterarme de que mi tía Dawna y Cristina fueron asesinadas, el cártel los asesinó a ellos y a varios de sus bebés”, publicó textualmente Jhon LeBaron en un mensaje. 

Señaló que algunos de los menores heridos se escondieron entre los arbustos y corrieron de regreso a la ciudad.

Se refería a Dawna Ray Langford y a Christina Langford Johnson. La primera tenía nueve hijos que viajaban junto con ella y la segunda tenía un hijo de tres años de edad. Ademas de ellas estaban los cadáveres de dos niños.

Oficialmente el fiscal general del Estado, César Augusto Peniche, reportó que no tenía confirmación de las muertes de las otras dos mujeres y de algunos de sus hijos, que sólo estaba confirmado el hallazgo de cinco cadáveres desde en la mañana. 

Peniche Espejel informó que por una comunicación que tuvo con Julián LeBarón, activista y familiar de las víctimas, fue informado de la muerte de 5 personas únicamente en un principio.

De la misma forma, el comisario Teófilo Gutiérrez, titular de la Policía Federal en Chihuahua, dijo que no se podía confirmar la existencia de más muertos.

Por otra parte autoridades municipales de Bavispe, Sonora, dieron a conocer que eran siete las víctimas mortales del ataque contra integrantes de la familia LeBarón.

El secretario municipal Melvin Romero Pedrego, dijo a El Diario que inicialmente fue localizada una camioneta y en su interior se encontraban los cuerpos de una mujer y cuatro menores completamente calcinados. Posteriormente localizaron los cadáveres de mujer con un bebé en brazos.

Ambas víctimas presentaron impactos de bala, dijo el servidor público entrevistado anoche vía telefónica. La comunidad de Bavispe se encuentra situada en la sierra madre occidental y es cercana al estado de Chihuahua.

El secretario municipal dijo que hasta el momento no han tenido contacto con las autoridades de Chihuahua y únicamente han dialogado con funcionarios e investigadores de la Fiscalía General del Estado de Sonora.

Romero Pedrego dijo a El Diario que a través del área de Protección Civil y Seguridad Pública anoche la comunidad implementó prácticamente el “toque de queda”, al advertir a los ciudadanos resguardarse en sus hogares.

“Mañana no hay clases y se ha advertido a las personas que lo mejor es que permanezcan dentro de sus hogares por seguridad”, dijo el entrevistado.

Sin embargo, los pobladores de LeBaron en Chihuahua y La Mora en Sonora, publicaron actualizaciones constantes en sus redes sociales sobre la muerte de sus familiares. Ellos tenían confirmaciones porque grupos de mormones viajaron desde temprano de Chihuahua al estado vecino a buscar a sus familiares, luego de conocerse lo ocurrido.

Julián LeBarón, activista social y familiar de las víctimas, denunció que esta comunidad ha estado bajo constante asedio del crimen organizado y han sido objeto de múltiples amenazas que han denunciado ante la Fiscalía General del Estado (FGE), que no les ha dado la atención requerida.

Además, integrantes de las comunidades mormonas de Sonora y Chihuahua denunciaron la desatención absoluta de los gobiernos locales a las peticiones de auxilio por éste y otros casos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las diez horas de ayer, cuando los integrantes de la familia LeBaron viajaban del municipio de Bavispe, Sonora y se dirigían a Janos, municipio de Chihuahua. Rhonita y sus hijos pretendían cruzar la frontera hacia Phoenix, Arizona, pues iban al aeropuerto de aquella ciudad a recoger a su esposo.

De acuerdo con lo dicho por Julián LeBaron, las otras dos mujeres y los diez menores viajaban en otras dos camionetas y se detuvieron a cambiar un neumático y fueron abordadas por sujetos armados, sin conocerse los demás detalles.

Los familiares de las víctimas exigieron justicia a las autoridades y encontrar con vida a los niños que oficialmente eran reportados como desaparecidos.

En redes sociales denunciaron lo sucedido y publicaron un video del vehículo en el que viajaba Rhonita con sus cuatro hijos, mismo que presenta diversos impactos de bala y quedó totalmente calcinado.

Los hechos ocurrieron en territorio sonorense, cerca del límite interestatal con Chihuahua, por lo que autoridades ambas entidades trabajan en la búsqueda de las personas desaparecidas con el apoyo de efectivos del Ejército Mexicano, Guardia Nacional y la extinta Policía Federal, que recorren la sierra para lograr dar con su paradero. 

La familia Lebaron está dispersa entre Sonora y Chihuahua, pero se mantienen los vínculos entre ellos. En Chihuahua, la comunidad se localiza en el municipio de Galeana y desde hace algunos años está bajo protección de la Policía Federal debido a las diversas agresiones y amenazas que han sufrido. 

Se realizó un operativo por tierra, integrado por elementos de los tres niveles de gobierno y participaron también pobladores de LeBaron que subieron la sierra en busca de las víctimas. 


Piden apoyo a embajada de EU 

Integrantes de la familia LeBaron solicitaron la intervención de las embajadas de Estados Unidos en México, pues las víctimas son también ciudadanos estadounidenses.

El hecho, generó la atención nacional e internacional por la forma en cómo sucedieron y la difusión que se hizo en redes sociales, hecho que causó la consternación generalizada, pues cientos de personas enviaron sus condolencias a los familiares.

Asímismo, ayer se celebró una misa para pedir por el bien de las doce personas desaparecidad y honrar la memoria de Rhonita y sus hijos, esto tuvo lugar en la capilla Calvario de la comunidad LeBaron. 

A través de su página de Facebook, Late Langford Jr., familiar de las personas desaparecidas publicó el siguiente texto: “Atención a todo el mundo. Somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y los Estados Unidos estamos bajo ataque mientras hablamos por los carteles en México... Hemos estado pidiendo a las embajadas estadounidenses en México todo el día pero no están disponibles... necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero para presenciar los terribles actos inhumanas y brutales que se han cometido contra nosotros hoy, Rhonita Miller y sus 4 hijos fueron tiro y quemadas hasta la muerte en este vehículo y en este mismo momento hay Dos Suburbans más con 2 de nuestras familias por un total de 2 esposas y 10 niños que están desaparecidos y / o secuestrados por el cartel..... necesitamos ayuda de inmediato!!.” (Sic.) 

La mayoría de los mormones que habitan en las comunidades de Sonora y Chihuahua tienen la doble nacionalidad, por lo que hubo más peticiones de auxilio a las autoridades de Estados Unidos, que ayer por la tarde establecieron comunicación con familiares de las víctimas a través del consulado del país vecino en Ciudad Juárez.


Fiscalía no envió helicóptero

El fiscal César Augusto Peniche Espejel afirmó que no fue posible mandar la aeronave en apoyo de la búsqueda, pues está no está acondicionada para volar una vez que se pone el sol, debido a que las mismas normas de Aeronáutica Civil se lo impiden. Para esto se solicitó el respaldo del Ejército Mexicano y Guardia Nacional.

Dijo que se envió a un destacamento de la Policía estatal división Rural, que fue la que en conjunto con fuerzas federales realizaron el operativo en la región serrana en busca de las personas desaparecidas y de los responsables de este hecho.

Aseguró que se mantiene estrecha comunicación con autoridades de Sonora, para coordinar esfuerzos y poder dar con la detención de las personas, además, por haber ocurrido en territorio sonorense, es la fiscalía de aquella entidad la que tiene la jurisdicción, pero se colocó un cerco de seguridad para impedir que los responsables crucen a Chihuahua. 


Fuego cruzado entre cárteles

De acuerdo con las versiones que circularon en la comunidad mormona de Chihuahua, las víctimas quedaron en el fuego cruzado entre los cárteles de La Línea y la Gente Nueva que opera entre los límites de ambos estados.

Los relatos de integrantes de la comunidad mormona asientan que los criminales de La Línea arribaron a las cercanías de La Mora durante el fin de semana y su presencia generó temor entre los pobladores.

Las versiones apuntaban a que buscaban a integrantes del grupo rival en comunidades de Sonora y los límites de Chihuahua.

Fue el lunes por la mañana cuando las familias mormonas salieron a carretera rumbo a Janos, Chihuahua, cuando por la falla en una de las camionetas en que viajaban las mujeres con todos sus hijos se detuvieron. 

Otras mujeres que iban en la caravana se regresaron a La Mora para buscar ayuda y fue a los pocos minutos que se dio el enfrentamiento entre bandas, quedando todas las víctimas en el fuego cruzado.

Cuando habitantes de La Mora pudieron salir a ver qué había ocurrido sólo encontraron restos de los muertos y una de las camionetas quemada. De los demás viajeros no tuvieron noticias hasta entrada la tarde, cuando los mismos LeBaron comenzaron a reportar el hallazgo de más cadáveres.


‘Que las muertes de mis nietos sirvan para algo’

Entre los audios que la comunidad de LeBaron difundió sobre los hechos, el padre de Rhonita, Adrián LeBaron, pidió a los pobladores mantener la calma, pero difundir la tragedia y la masacre en todo el mundo para presionar a las autoridades a fin de obtener una respuesta contundente de la autoridad.

“La familia les pide estar juntos, hay que actuar con calma y no al calor de la situación”, pidió LeBaron en un mensaje trasmitido a sus compañeros.

El mensaje del padre de Rhonita y abuelo de cuatro de las víctimas dijo eso cuando se suponía que su hija y nietos eran las víctimas mortales y aún se encontraban otras 12 personas desaparecidas, entre ellas las dos mamás y todos sus hijos.

Por ello pidió que la muerte de sus nietos e hija sirvieran de algo, como para presionar para buscar y encontrar al resto de los desaparecidos.