Estado

Más de mil asesinadas, legado del actual Gobierno

Casi 300 mujeres que desaparecieron de octubre de 2016 al 31 de enero de 2021 siguen sin ser localizadas

El Diario de Juárez

martes, 09 marzo 2021 | 09:20

Archivo / El Diario de Juárez

Más de mil mujeres han sido asesinadas en el estado de Chihuahua durante la administración de Javier Corral, indican cifras oficiales.

De acuerdo con datos presentados por la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General del Estado, casi 300 mujeres que desaparecieron de octubre de 2016 al 31 de enero de 2021 siguen sin ser localizadas, mientras que más de 100 han sido víctimas de trata.

Los datos señalan que en la presente administración estatal han sido asesinadas mil 75 mujeres y el 11.16 por ciento de los casos (120) fueron catalogados como feminicidios.

Ciudad Juárez encabeza la lista de asesinatos de género con 61, le sigue Chihuahua con 33, Cuauhtémoc con 5, mientras que 21 se registraron en otros 16 municipios.

Las desapariciones también han marcado a la entidad, ya que las cifras de la Unidad de Transparencia muestran que hasta el cierre del 2020 había 506 mujeres sin ser localizadas, de las cuales 291 se reportaron en esta administración, es decir, el 57 por ciento.

El mayor número se concentra en el año 2020 con 122 casos, 2019 con 107, 2018 con 37, 2017 con 24 y en el 2016 sólo hay un caso pendiente, mientras que el municipio con más reportes es Chihuahua con 91, Juárez 47, Delicias 37, Nuevo Casas Grandes 21, Bocoyna 18 y Cuauhtémoc con 17. El resto son de otros municipios.

Además de las desapariciones, en la presente administración ya se han reportado 136 víctimas del sexo femenino por trata de personas, de las cuales el 53.6 por ciento (73) corresponden a menores de edad.

Casos impunes

Cuatro casos de desapariciones de mujeres y dos asesinatos han dejado huella en el estado de Chihuahua, debido a que siguen sin ser resueltos a pesar de que en la mayoría se cuenta con sospechosos.

Uno de ellos es la desaparición de la niña Alondra María Nolasco Corpus, de 9 años, ocurrida el 18 de septiembre de 2017 en la colonia Vistas del Norte, cuando se encontraba dormida en su casa. Tras varias indagatorias se descubrió que la última persona que estuvo con ella fue su abuelastro Ramiro C, quien posteriormente se fugó para no ser detenido por la autoridad investigadora.

La veracruzana Azucena Villa Vázquez, de 30 años de edad, quien vino a Chihuahua para recuperar a su hija de 4 años, sigue desaparecida y las autoridades mantienen activa la búsqueda. Actualmente hay una persona detenida, pero no han logrado ubicar a la mujer.

Ella desapareció el 7 de julio de 2019, pero los últimos reportes de la Fiscalía estatal la ubican en un restaurante del Periférico de la Juventud y calle Sierra de la Campana, al sur de la ciudad.

Otro de los casos sin resolver es el de Dulce Yareli Franco Batista, de 12 años, quien fue reportada como desaparecida el 1 de agosto de 2019. Ella estaba en su casa de la colonia Vistas del Cerro Grande cuando fue vista por última vez.

El principal sospechoso es José María N.P., de 30 años de edad, quien al parecer la convenció de que se fueran juntos. José María es hijo de la persona que le rentaba la casa a la familia de Dulce.

También siguen sin rastro los enfermeros de Parral Sigrid Kassandra Díaz Huerta, de 21 años; Mayra Guadalupe Mendoza Adame, de 21; Oswaldo Galván Rodríguez, de 22, y Merary Muñoz Lozano, de 18 años, oriunda de Balleza.

Además hay dos asesinatos de mujeres que aún no han sido resueltos por la autoridad y no hay imputados. Se trata de Susana Saláis Morales, en la capital del estado, y el de Isabel Cabanillas, activista de Ciudad Juárez.

El 19 de enero de 2020 en Juárez fue hallado el cuerpo de Isabel, que de acuerdo con las autoridades, fue encontrado a las 2:47 de la mañana en la calle Inocente Ochoa, entre Francisco I. Madero y Progreso, con dos impactos de bala, uno en la cabeza y otro en el pecho. Junto a su cuerpo estaba su bicicleta.

Ella era integrante del colectivo Hijas de su Maquilera Madre, a través del cual buscan mejores condiciones laborales para las trabajadoras de la industria manufacturera. También realizaba actividades artísticas.

En cuanto a “Susy”, quien fuera asesinada la noche del 6 de junio de 2020 en su vivienda y frente a su hijo menor, en un principio fue detenido su esposo Oswaldo, pero fue puesto en libertad el 6 de julio a falta de pruebas. Solamente estuvo una semana recluido en el Cereso.

Asesinatos atroces

Cuatro homicidios “atroces” cometidos en contra de cuatro mujeres han cimbrado a la comunidad chihuahuense. Se trata de Aris, Camila, Salma y Araly, tres de ellas en la ciudad de Chihuahua y una de Delicias.

Seiny Camila Cobos, de 5 años, fue secuestrada el miércoles 24 de octubre de 2018 en la calle Independencia casi esquina con 20 de Noviembre, pero fue hasta el sábado 27 (tres días después) que su cuerpo fue localizado en una brecha del camino a San Diego de Alcalá.

La menor tenía señales de violencia sexual. El culpable, Juan Manuel Villalobos González, ya fue sentenciado.

Por otro lado Jonathan Jairo Luján Mendoza fue condenado a pasar 47 años y 7 meses de prisión por los delitos de homicidio agravado por razón de género y violación agravada en contra de la adolescente Aris, informó la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM).

Los hechos ocurrieron durante las primeras horas del 25 de noviembre de 2018, justo cuando se conmemoraba el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer. El cuerpo de Yadali Aristeli Aguirre Franco, una adolescente de 15 años de edad, fue localizado en un predio ubicado en las calles Río Odra y Río San Joaquín de la colonia Riberas de Sacramento, al norte de la ciudad. Fue encontrada muerta con un block de cemento sobre su cabeza e indicios de violencia sexual.

Otro de los casos atroces sucedió en Delicias, cuando Salma Yahaira Montes Soto desapareció el viernes 31 de mayo de 2019. Su osamenta fue localizada el pasado 7 de junio, en la orilla de un canal cercano al dren del rastro municipal ubicado en la carretera Delicias-Rosales.

Posteriormente la Dirección de Servicios Periciales realizó un estudio de comparación genética con tres miembros de la familia, estableciendo la identidad de la víctima desde el 29 de julio.

El 3 de abril de 2020 Araly Quiñónez, de 33 años, fue golpeada y asfixiada en su departamento de las avenidas 20 de Noviembre y calle Segunda, en el Centro de la ciudad de Chihuahua. Araly fue encontrada por unos amigos ya sin signos vitales. Hasta el momento no han detenido al culpable.

close
search