Estado

Los 'Niños Héroes' de nuestro tiempo

De acuerdo con Unicef la negligencia y la violencia física, sexual y psicológica afectan a los menores

Salud Ochoa
El Diario de Chihuahua

domingo, 12 septiembre 2021 | 21:20

Francisco López / El Diario de Chihuahua Francisco López / El Diario de Chihuahua Francisco López / El Diario de Chihuahua

Chihuahua— Este lunes 13 de septiembre se conmemora la batalla de los llamados “Niños Héroes” de Chapultepec, quienes en 1847 enfrentaron a los soldados norteamericanos durante la invasión. Hoy día, los niños se han convertido en protagonistas silenciosos de diversas luchas cotidianas y aunque la mayoría no lleva un fusil en mano, la gran batalla que libran es el abandono social del que son víctimas.

Pedir dinero, hacer malabares en los cruceros, trabajar en los campos agrícolas, soportar las variantes de la violencia e incluso morir a causa de ella, son algunos ejemplo de la heroicidad estoica de los pequeños.

“El abandono es la gran batalla. El desinterés institucional, social, familiar que enfrentan los menores. Autoridades vienen y van y eluden la problemática y a veces los gobiernos los usan solo para la foto pero no les sirven para mucho”, dice el psicólogo social y académico de la Universidad Pedagógica Nacional, Arturo Limón.

Según estadísticas de la dirección de Servicios Periciales, durante 2021 han ingresado al Servicio Médico Forense un total de 73 cuerpos de menores entre 1 y 12 años de edad cuyos decesos obedecieron a diversas causas. Sin embargo, 5 de ellos fueron por homicidio, tal como ocurrió con Dilan T.T. quien fuera asesinado el pasado 5 de marzo en un taller mecánico ubicado en el kilómetro 195 de la carretera Chihuahua a Delicias. Tenía apenas 11 años de edad.

Violencia permea procesos educativos

Unicef México señala que actualmente la violencia permea en los procesos educativos y de convivencia diaria por lo que puede presentarse en distintos entornos: hogares, escuelas, comunidades, lugares que frecuentan o en la calle. Además, existen todavía situaciones en donde niñas y niños se ven afectados por actos de discriminación, peleas o agresiones que ponen en riesgo su integridad física e incluso su vida.

Adicionalmente, el país vive un contexto de violencia originado por altos niveles de desigualdad social, impunidad y presencia extendida del crimen organizado, que afecta a la niñez y la adolescencia. Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 8,644 niños, niñas y adolescentes fueron asesinados en el país entre 2010 y 2016; y 6,257 estaban registrados

como desaparecidos hasta noviembre de 2017.

En este contexto, Arturo Limón hace hincapié en que la necesidad de acoger y atender a la infancia, a la que en ocasiones se desdeña hablando de la existencia de los “niños de la calle” al igual que es común ver niños trabajando para salir adelante porque llevan sobre sus hombros el peso de esa encomienda.

“Hemos llegado a un concepto que debería darnos vergüenza: niños de la calle. Los niños no pueden ser de la calle, son de todos, el dolor de un niño es el dolor de la vida. Si levantamos el umbral del dolor para no valorarlos y no nos importa porque no es mi hijo ¿qué estamos haciendo? Quien no cuida la semilla qué puede esperar de la cosecha. Antes nos escandalizábamos cuando hablábamos de los niños de las minas pero no nos molesta verlos saltando entre carro y carro, en los semáforos, o subiendo en hombros al hermano pequeño para hacer malabares con una cara pintada de dolor”, dice.

Agrega que como núcleo social se debería tener claro que los infantes deben ir a la escuela y cooperar en casa en la medida de lo posible pero no convertir esto último en su responsabilidad.

“Nos hemos acostumbrado a verlos en la calle pero como sociedad debemos reconocer que esos niños deben ir a la escuela, estudiar, tener acceso a la salud, a una buena alimentación y cooperar en casa –cierto- pero en la medida de lo necesario, no cargando la casa”, enfatiza.

Muchas psicopatías tienen origen en la infancia

Limón hace hincapié en que una gran cantidad de las psicopatías en adultos tienen su origen en la infancia por lo que cabe preguntarse ¿Qué tipo de niños van a educar en un futuro los niños de hoy?

“La heroicidad y el estoicismo de muchos niños nos debe preocupar y entender que es una etapa de formación. La gran cantidad de psicópatas tienen origen en ese abandono e indiferencia de quienes no les enseñaron a amar. El abandono es una lucha en donde ellos tienen que encontrar su propio camino, sus armas en el inicio son la dádiva pública quizás o el cobijo de personas generosas a veces. Necesitamos volver los ojos a esos menores que están librando batallas contra las drogas, que son víctimas del abuso sexual, la violencia, el trabajo forzado. Al acostumbrarnos nos estamos auto-inmunizando y eso también es dañino”, asegura.

Según la Organización Mundial de la Salud –OMS- el 50 por ciento de la población de menos de 18 años ha sido víctima de violencia en el hogar, en su mayoría perpetrada por familiares o personas cercanas.

Durante la pandemia generada por el COVID, factores como las limitaciones de la actividad económica, el cierre de las escuelas, el acceso reducido a los servicios de salud y el distanciamiento físico incrementaron la vulnerabilidad y exposición en la infancia y adolescencia a la violencia y otras vulneraciones a los derechos de niñas, niños y adolescentes.

close
search