Estado

Lidera Chihuahua en deuda a corto plazo

Estado ocupa el segundo lugar en el país con el mayor volumen pedido

Tomada de Internet / Imagen ilustrativa

Sandra Rodríguez Nieto
El Diario de Juárez

martes, 02 junio 2020 | 09:36

Ciudad Juárez— Sólo cuatro administraciones estatales en el país han contratado y registrado ante el Gobierno federal créditos de corto plazo en lo que va de 2020 y, entre éstas, la de Chihuahua ocupa el segundo lugar con el mayor volumen adquirido.

De acuerdo con el Registro Público de Financiamientos y Obligaciones de las Entidades Federativas y Municipios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Gobierno de Javier Corral ha adquirido en lo que va del año tres pasivos de este tipo –que no requieren aprobación del Congreso–, por un total de mil 200 millones de pesos.

El primer lugar por monto lo ocupa Jalisco, con mil 600 millones de pesos obtenidos también a través de tres préstamos, mientras que Yucatán ha pedido dos por un total de 300 millones de pesos, y otro más fue convenido por el Gobierno del Estado de Quintana Roo, por 212 millones de pesos.

En el Registro Público de la SHCP aparecen 61 créditos de corto plazo inscritos este año por algún Gobierno estatal, pero sólo los nueve de los estados mencionados fueron contratados en alguno de los últimos cinco meses.

Ninguna otra de las entidades que solicitaron dinero a través de estos mecanismos en 2019, como Michoacán, Durango, Nayarit o Sonora, ha inscrito contratos realizados en 2020 en dicho registro del Gobierno federal.

La información muestra que el Gobierno de Chihuahua obtuvo el pasado 29 de abril un préstamo de 600 millones de pesos a plazo de un año con el Banco Mercantil del Norte (Banorte), con un 9.09 por ciento de “tasa efectiva”, como denomina la ley mexicana al “servicio de la deuda o pago por servicio y los gastos adicionales”.

Otro crédito por 100 millones fue adquirido por Chihuahua de BBVA Bancomer el 2 de marzo pasado, con el mismo plazo y una tasa efectiva de 7.5 por ciento. El 4 de marzo siguiente se obtuvo uno más por 500 millones con HSBC, con un 7.4 por ciento de interés.

Jalisco, indican los datos, recibió mil millones de pesos el pasado 27 de abril de los bancos Banorte y Santander, con tasas efectivas de 6.9 y 7.03 por ciento. Otro préstamo más, por 600 millones, había sido contratado por esa misma entidad con Bancomer el 18 de marzo, al 7.4 por ciento de interés.

La tasa efectiva más alta de los nueve créditos de corto plazo contratados este año por algún Gobierno estatal fue la aplicada a Quintana Roo, por 212 millones de pesos pedidos a Banorte y un “servicio” de 12.1 por ciento a un año.

La Secretaría de Hacienda estatal no respondió ayer una solicitud de información sobre el destino de los recursos pedidos, mientras que la documentación del registro federal sólo refiere que se dedican a “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

La solicitud de pasivos de corto plazo en Chihuahua ha sido motivo de cuestionamiento por parte de los partidos de oposición en el Poder Legislativo de la entidad, cuyos representantes señalan la falta de transparencia alrededor de este tipo de endeudamiento.

“Es necesario implementar una estrategia de manera urgente para que no se tenga que depender de los financiamientos a corto plazo, los cuales seguramente cubren de manera temporal el gasto de operación”, dijo ayer el diputado local por Morena, Miguel Colunga.

“Insistimos en que es necesario en que se reduzca el nivel del gasto de operación, se cubran los déficits acumulados y se dé transparencia a la aplicación de los financiamientos contratados”, agregó el también presidente de la comisión legislativa de Fiscalización.

Datos que difunde de manera trimestral el Gobierno del Chihuahua indican que la administración debía, hasta el pasado 31 de marzo, 2 mil 885 millones de pesos por 14 pasivos de corto plazo, para un total de deuda pública hasta esa fecha de más de 58 mil millones de pesos, sumando créditos de “largo plazo”, “contingentes” –como el fideicomiso carretero– y otros adeudos con proveedores.