Le niegan atención médica y muere en sala de urgencias

El hombre colapso en la rampa del estacionamiento para ambulancias, se golpeó la cabeza y comenzó a entrar en paro cardiorespiratorio

Alejandro García Ferrel
El Diario
jueves, 23 mayo 2019 | 12:34

Un hombre de 40 años de edad murió en la sala de urgencias del Hospital Regional, donde le negaron la atención médica en un principio. El caso causó indignación entre la ciudadanía y las autoridades van a investigar qué pasó. 


Fue a las 7 de la tarde del pasado miércoles cuando un hombre identificado como Luis Vasconcelos Jiménez vecino del fraccionamiento Cumbres del Deporte, llegó en estado de paro cardiaco al citado nosocomio, pero le negaron la atención oportuna y se desvaneció ante la mirada de la multitud.


Ante esta negativa, el hombre colapso en la rampa del estacionamiento para ambulancias del citado nosocomio, se golpeó  la cabeza y comenzó a entrar en paro cardiorespiratorio.


Varias personas atestiguaron el hecho y al ver que el hombre comenzó a sangrar y a vombulsionarse, hablaron de inmediato al personal médico, sin haber alguna respuesta para atenderlo.


 De manera fortuita paramédicos de Urge del municipio de Saucillo llegaron y revisaron ante la desesperación e importancia de los ciudadanos.


Acto seguido, llegaron paramédicos dos de Cruz Roja para apoyarlos, al ver que la persona estaba morada, aplicaron la técnica de RCP para reanimarlo e internarlo.


Lo subieron a una camilla, usaron un aparato para mantenerlo con oxígeno y meterlo de emergebcia  al sanatorio.


Solo de esta forma los médicos atendieron al hombre, pero ya estaba en estado crítico y al borde de la muerte.


 La persona duro entre 10 a 15 minutos sin recibir alguna atención, por parte del personal del nosocomio, lo que pudo ser crucial para salvarle la vida. 


Pese a que varias personas les indicaron lo que sucedía, no actuaron y solo recibieron malos trato por la actitud del guardia de seguridad. 


Lo anterior lo confirmó una mujer que decidió permanecer en su anonimato,  narró la dura experiencia que vivió al ver esta situación desde un inicio.


Expresó y calificó como un acto inhumano el que no se le diera atención médica a una persona en estado crítico a unos metros de la puerta de urgencias. 


Puntualizó que de inmediato buscó la manera de informarles al área de trabajo social y enfermería pero recibió malos tratos por parte de la persona que vigila la entrada de urgencias.


También señalaron que esta última persona solo veía a hombre tirado en el piso sin hacer nada para agilizar una atención.


 Al respecto varios enfermeros que pidieron mantener sus nombres bajo reserva, dijeron haber tenido conocimiento del caso y aseguraron que en circunstancias como éstas ellos no pueden salir a brindar la atención pues pueden incurrir en una falta ante la ley, incluso perder sus trabajos.


Añadieron que es una tristeza lo que ocurrió pero lamentablemente no se les tiene permitido, además de que no tienen ni insumos para trabajar (jeringas entre otro material) incluso ellos tienes que poner de su "bolsa" para ayudar a los pacientes que están en internados.


Por su parte las autoridades de este nosocomio en su momento dijeron no estar enterados y se iba a realizar una investigación para saber cómo ocurrieron los hechos.


Tras hacer pública esta noticia esto generó indignación entre la ciudadanía y en su mayoría exigieron a las autoridades de salud sean más sensibles con la atención de los pacientes.