Estado

Las compras en el súper en tiempos de coronavirus

Desde antes de ingresar a los establecimientos se comienzan a aplicar medidas sanitarias

Esteban Villalobos
El Diario

sábado, 22 agosto 2020 | 17:37

El Diario

Hidalgo del Parral— Ante la contingencia sanitaria que se vive en todo el mundo, en la ciudad las medidas de prevención se han extremado en algunos establecimientos y supermercados para evitar la propagación del virus y aunque genera una inversión también se logra un menor riesgo de contagio para los clientes.

La experiencia de compra que teníamos antes de la pandemia del coronavirus, es completamente diferente a la que hoy vivimos a la hora de visitar un supermercado, pues todo comienza desde la entrada, donde ahora el ingreso y salida son estrictamente autorizados, con la finalidad de que exista el mayor orden posible en los accesos.

De esta manera antes de comenzar el recorrido, se debe considerar que habrá que llevar cubrebocas, de lo contrario le negarán la entrada.

Al llegar a la entrada, acostúmbrese a que habrán de medir su temperatura, pasará su calzado por un tapete sanitizante, le pondrán gel antibacterial, y en ciertos casos pasará por un arco sanitizante o habrá de contestar una pequeña guía de preguntas para identificar si alguna persona cercana o usted han tenido Covid-19.

Aprobado el acceso podrá disfrutar de sus compras, aunque tomando en cuenta algunas recomendaciones basadas en la prevención y que no difieren mucho de las que hay que seguir día a día.

Coger la comida con guantes, -de ser posible-, nada de 'manosear' los productos y devolverlos al estante; lavar los alimentos frescos -e incluso hacer una limpieza de los envasados- una vez que tengamos la compra en casa y antes de almacenarlos en nuestras estanterías domésticas.

Son consejos básicos que se suman a los elementales -buena higiene de manos- y a los específicos ante la crisis del coronavirus -mantener una “distancia de seguridad” de un metro o más con el resto de consumidores o el uso de mascarillas o de guantes protectores.

Existen algunos establecimientos que permiten el acceso desde 1 a 4 personas hasta aquellas en donde pueden estar hasta 25 al mismo tiempo, incluso la cifra puede ser de hasta 125 personas, aunque todo depende del tamaño de la tienda.

Si la marca de su preferencia tiene una capacidad máxima de 15 personas y usted es el número 16, tenga paciencia, le tocará hacer fila en el exterior y esperar el momento de entrar para que seguramente vuelvan a medir su temperatura y hacerle entrega de gel antibacterial.

A la hora de pagar, ahora tendrá usted que tener un espacio de 1.5 a 2 metros entre cada comprador.

En los pasillos ahora encontrará constantemente despachadores de gel antibacterial, señales para conservar la sana distancia y avisos de que sentarse en las bancas no está autorizado.

Para unos clientes los protocolos son pesados, otros más están a favor de ellos, lo cierto es que los supermercados y los establecimientos comerciales han implementado estas medidas con la finalidad de que sus clientes se sientan protegidos y pronto regresen nuevamente a realizar sus compras.

close
search