PUBLICIDAD

Estado

Lamentan homicidio de los dos sacerdotes

Diócesis Tarahumara dijo seguir con la pena y el dolor ante este hecho que conmocionó a toda la sociedad

Alejandra Sánchez / El Diario de Chihuahua

jueves, 21 julio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Chihuahua.– A un mes del asesinato de los dos jesuitas en Cerocahui, la Diócesis Tarahumara dijo seguir con la pena y el dolor ante este hecho que conmocionó a toda la sociedad. 

“La Diócesis Tarahumara, nos seguimos uniendo a la pena y el dolor de los miembros de la Compañía de Jesús y de todas aquellas personas, familiares, amigos que conocieron a estos hermanos”, señaló el comunicado.

PUBLICIDAD

Además, refirió que la sangre derramada sigue siendo un ejemplo de fe y confianza en Dios. 

“Adelante, la vida tiene que continuar y Dios nos pedirá cuentas de bondad y el amor que hayamos dado y dejado en esta tierra”, agrega comunicado.

La tarde en la que ocurrieron los hechos, Pedro Palma Gutiérrez, quien era perseguido por Noriel Portillo Gill, alias “El Chueco”, entró al templo de Cerocahui para intentar refugiarse, pero el agresor decidió quitarle la vida a él y a los dos sacerdotes: Joaquín César Mora Salazar, “El Morita”, y Javier Campos Morales, “ El Gallo”. 

Héctor Fernando Martínez, párroco de Sisouguichi, narró que “El Chueco” al darse cuenta de lo que había hecho, le preguntó que si Dios lo perdonaría: “¿Dios me va a perdonar, padre?”. Éste le respondió que sí, pero que no se llevara los cuerpos; sin embargo, hizo caso omiso y se los llevó. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search