Estado

'La mataron tres hombres', testifica hijo de Susy

La defensa de Oswaldo M.H. presentó inconsistencias en la detención

César Lozano/ El Diario

lunes, 06 julio 2020 | 08:29

Chihuahua.- Ayer se realizó la audiencia de vinculación a proceso de Oswaldo M.H., esposo y presunto homicida de Susy Saláis, donde la defensa desahogó pruebas para intentar su liberación y el ministerio público elementos incriminatorios. Permanece detenido desde el 30 junio. 

Hasta las 22:30 horas de ayer, la audiencia a cargo de la juez Nora Aída Espino Aguirre, seguía su curso, la defensa presentó argumentos apoyados con videograbaciones diversas, bitácoras de viajes de la plataforma DiDi, relaciones espacio temporales y el testimonio del hijo de la pareja, quien refirió que a su mamá la mataron tres hombres malos, además de inconsistencias en la detención que pudieran catalogarse dentro de los criterios de arresto ilegal. 

La audiencia estaba programada para las 09:00 horas pero comenzó a las 10:40 por problemas técnicos en el sonido y video de la sala. 

Esta vez sí dejaron entrar a los familiares y se dictaron varios recesos. 

Emily Jovana Flores González, mejor amiga de la víctima desde hace 13 años cuando estudiaban en la Secundaria Federal 2, quien radica en San Antonio, Texas, recibió una llamada del hijo de Susy, quien tomó el teléfono de su madre al verla suspendida y con una cinta o pañuelo rojo en el cuello. 

La amiga no contestó de inmediato, sin embargo, al ver la llamada perdida envió una solicitud de llamada de video la cual aceptó el niño, para luego enfocar la escena, aunque poco del material de la llamada de video ha servido como evidencia hasta el momento, de acuerdo a lo que indicó el ministerio público. 

La psicóloga y tanatóloga Patricia Hernández, terapeuta encargada de brindar terapia posterior al hecho al presunto homicida y al menor, de sólo 6 años, testificó durante la audiencia y aseguró que durante la terapia con Oswaldo y el niño, el primero se encontraba consternado, mientras el segundo presentaba un semblante normal. 

La defensa 

Los abogados defensores presentaron al perito Gustavo Alonso Pérez Dávila, quien determinó que de acuerdo a los elementos probatorios que analizó, sería imposible que el imputado hubiera estado presente en el lugar y la hora del asesinato de la víctima. 

Pérez Dávila dijo contar con evidencias como grabaciones de video de una gasolinera e imágenes de cámaras de seguridad de un domicilio contiguo a donde ocurrió el suceso, en la calle mineral de Josefina, al norte de la ciudad. 

Se detalló que ese sábado, 2 de junio a las 21:27 horas, Oswaldo, durante su jornada de trabajo como chofer de DiDi, cargó gasolina en la estación de servicio denominada La Promesa de Dios, de la avenida Politécnico y después, de acuerdo a la información de la plataforma de transporte, hizo viajes al sector de la avenida Nueva España y la colonia Riveras de Sacramento, recorridos de amplia duración que por el tiempo que requieren, resultaría imposible la presencia del imputado en la escena. 

El testimonio del niño 

Los abogados defensores también presentaron el testimonio del hijo de la víctima. 

De manera pueril expuso ante la sicóloga con dibujos y narrativa. Habló de tres hombres malos que lastimaron a su mamá y dijo comprender que ya no vivía con ella porque la habían matado. 

La entrevista fue leída ante los presentes en la sala, familiares y partes, mientras que el menor permanecía bajo resguardo y ajeno de lo que pasaba al interior, a pesar de que su versión podría cambiar el curso del caso. 

El padre, sospechoso principal hasta el momento, no pudo evitar romper en llanto según algunas fuentes presentes en la sala. Dentro de la descripción, refirió a un hombre de bigote, a otro con un cinto y un tercero no se le mencionó, pero con asistencia de la psicóloga dibujó a los tres y dichas imágenes fueron valoradas por la jueza. 

El infante describió la escena de cuando encuentó a su madre suspendida e inmóvil, hasta que llegaron su abuelo y su papá y este último cortó el trapo con un cuchillo. 

Concluyó con la llegada de la ambulancia y policías. El crimen ocurrió desde el pasado 6 de junio, el caso se convirtió en tendencia nacional por el impacto que generó ante la opinión pública y hasta el momento no existe claridad en sus líneas de investigación. 

Hasta el cierre de esta redacción la jueza no había dictaminado la vinculación o libertad de Oswaldo.