string(75) "la-cruel-espera-y-la-historia-colgada-en-un-perchero-viejo-20190218-1479404"
Estado

La cruel espera y la historia colgada en un perchero viejo

Este lunes 18 de febrero se cumple 1 año 5 meses de la desaparición de Alondra

Salud Ochoa
El Diario de Chihuahua
lunes, 18 febrero 2019 | 14:11

Chihuahua.- Asumir la imposibilidad del regreso duele, lastima al ausente y asfixia a quien espera. Alrededor la vida sigue pero la falta de respuestas y resultados vuelve más cruel la ausencia.
El 18 de septiembre de 2017 Alondra María Nolasco Corpus desapareció de su casa en la colonia Vistas del  Norte, hoy 17 meses después de los hechos, el rostro de la pequeña sigue apareciendo en las redes sociales o en pesquisas dañadas pegadas en alguna pared, sin embargo de su paradero no hay rastro así como tampoco lo hay de Ramiro C.C. el hombre que la autoridad ha señalado reiteradamente como presunto culpable de la desaparición y a quien tuvo en sus manos pero “se esfumó”.
La posibilidad de que se haga justicia parece esfumarse también ya que de acuerdo con Jéssica Corpus, madre de Alondra, hasta el mediodía de este 18 de febrero no hay ningún avance en la búsqueda de su hija ni del agresor, como si la historia estuviera “colgada” en algún perchero abandonado o esperando justicia en un archivero viejo.
“El caso está estancado, cada vez son menos las reuniones que se tienen, no hay información nueva y ningún avance. Eso es lo que me dicen”, señala la madre con el mismo dolor que la sacude desde el primer día, solo que con el tiempo se ha vuelto crónico.
En mayo de 2018, 7 meses después de la desaparición de Alondra, la policía investigadora encontró restos óseos en la vivienda de Ramiro C.C. sin embargo, casi un año después, la autoridad no ha informado a quién pertenecían ni si coincidían o no con Alondra ya que a la familia ni siquiera le han vuelto a tomar muestras sanguíneas para cotejar el ADN.
“Hace meses nos dijeron que iban a venir a tomar muestras para corroborar si el ADN coincidía y si esos huesos eran de mi hija pero no han venido ni nos han dicho nada. Simplemente no hay nada, estamos como al principio”, explica Jéssica quien hace justamente un año, hablaba del abandono oficial que pareciera cada vez mayor.
“Me siento abandonada. El gobierno no veo que le eche empeño en las investigaciones no solo en el caso de Alondra sino en otras. Con lo de mi hija yo abrí los ojos y me di cuenta que a diario desaparecen adultos y niños y nadie sabe qué pasó. Muchos llevan años desaparecidos y no hay noticias. Los policías dejan los casos como abandonados, muchas veces dicen que el caso sigue y no pararán hasta que se encuentre a la víctima pero se llevan  años y no sucede y es lo que no quiero que pase con la niña”.
La desaparición de su hija cambió la vida de Jéssica y su familia, particularmente respecto a la forma de pensar de otras familias que enfrentan una situación similar. Ha entendido que a cualquiera le puede pasar.

LA HISTORIA…
Este lunes 18 de febrero se cumple 1 año 5 meses de la desaparición de Alondra María Nolasco Corpus, la menor que fue sustraída de su domicilio en la colonia Vistas del Norte en septiembre de 2017. Hasta el momento, luego de pesquisas, rastreos, recompensas, marchas, amparos, búsquedas y declaraciones, no hay ningún dato que apunte a su paradero.
Alondra desapareció de su cama la madrugada del lunes 18 de septiembre. Su madre fue la primera en darse cuenta que no estaba. La búsqueda entre familiares, vecinos y amigos inició. Nada. Se hizo el reporte a la policía municipal y la denuncia de desaparición ante la Fiscalía. Nada. El protocolo alba se activó al igual que la alerta ámber sin obtener resultados. Lo mismo pasaría con los operativos de búsqueda y rastreos realizados posteriormente.
Ramiro C.C. participó activamente durante las primeras horas de búsqueda de la niña. Acompañó a la familia e incluso compareció ante la autoridad investigadora. Después, tramitó un amparo y desapareció.
En octubre de 2017, el Juez Segundo de Distrito negó la suspensión definitiva a Ramiro Córdova Cárdenas el abuelastro de Alondra María Nolasco Corpus quien solicitó el amparo de la justicia federal 9 días después de que la menor desapareció de su casa.
El último reporte que se tuvo de él fue en octubre de ese mismo año cuando fue visto en Cuauhtémoc en casa de unos familiares y aunque se dio parte a la policía ministerial, cuando esta llegó el sujeto ya no estaba.
En julio de 2018, la Fiscalía aseguró que los restos óseos encontrados al interior de la casa de Ramiro C.C. dos meses antes, ya estaban siendo analizados. Dicho material habría sido encontrado durante un cateo realizado en la vivienda ubicada en la colonia Diego Lucero y que, según fuentes al interior de la dependencia, eran restos óseos minúsculos con señales de haber sido quemados por lo que incluso se pensó en la posibilidad de que fueran analizados por expertos argentinos. Aparentemente los restos estaban en una coladera.
El pasado 12 de febrero del presente año, el fiscal César Peniche dijo que los restos ya estaban analizándose, información que contrasta con la proporcionada por la madre de la víctima.