PUBLICIDAD

Estado

La acuchillo 47 veces y sigue libre

Llena de miedo, coraje, asco y odio contra su agresor, Mya se presentó afuera del Juzgado Penal de Camargo para exigir justicia

Luis Fernando González / El Diario

miércoles, 11 enero 2023 | 16:11

PUBLICIDAD

Camargo.- Llena de miedo, coraje, asco y odio contra su agresor, Mya se presentó afuera del Juzgado Penal de Camargo para exigir justicia, luego de que su exnovio la apuñaló 47 veces y la dejó abandonada al creer que estaba muerta.

Según refirió la exconcursante de belleza de 17 años, ya van más de tres meses de los acontecimientos que la marcaron de por vida física y psicológicamente, aquella noche del 11 de octubre del año pasado.

PUBLICIDAD

La joven llena de valentía y coraje, narró lo que calificó como la macabra historia de dos años que vivió durante su noviazgo con Erick B., relación en la que dijo haber perdido la cuenta de las veces que fue agredida a golpes, insultos y vejaciones, incluyendo amenazas con la misma navaja con la que terminó propinándole 47 cortaduras que la mantuvieron una semana en terapia intensiva, al borde de la muerte.

Luego de que la audiencia en la que Erick iba a ser presentado por el delito de intento de homicidio, la joven Mya salió de los juzgados y se unió a la manifestación del colectivo Sororo, en la que pedían justicia para ella y la detención del acusado.

Resentida por el diferimiento, Mya aseguró que su exnovio está siendo protegido por el juez identificado como Erick Estrada del municipio de Cuauhtémoc.

“Me dicen que él está protegido, que el juez lo está protegiendo porque es menor de edad. Es Erick Estrada de Cuauhtémoc. Él dice que como es menor de edad, no tenía la madurez o razonamiento sobre los actos que me hizo, pero fue bastante consciente al querer quitarme la vida”, dijo Mya.

Expresó que su agresor se encuentra libre y estudiando de manera normal en la ciudad de Delicias, como si nada hubiera pasado.

“Espero se haga justicia, que asuma las consecuencias de sus actos. Mi agresor está libre por ser menor de edad, pero tener 17 años no lo detuvo a darme 47 apuñaladas. Tengo mis cicatrices y esas no se van a quitar”.

Mya afirmó que tenía dos años de relación con Erick, de total violencia. “No tengo la cuenta de cuántas veces me agredió a golpes, muchas veces me amenazó con esa navaja, muchas veces enfrente de su mamá, enfrente de su abuelo, de su hermano, me amenazó de que si lo dejaba se mataba. Seguía con él porque tenía miedo y sentía que no podía dejarlo”, contó.

Al preguntarle cómo se sentía después de esto, Mya dijo: “Imagínese estar dos años con una persona que se supone que te ama y que te tiene que cuidar, te deja moribunda en un lote baldío, es horrible. Le tengo miedo, asco, coraje, miedo, pavor. Que se sepa lo que está persona me hizo, nunca lo voy a dejar tranquilo, todos los días de su vida le voy a recordar todo el daño que me hizo, todo lo que me ha hecho sufrir, porque esto es constante, todos los días despierto, esas cicatrices no sólo son físicas, sino en mi persona, en mi alma, en mi mente”.

Mya tiene las manos con lesiones, incluso le atravesó la navaja en ambas manos, ya que se protegió el corazón al momento de ser apuñalada. Erik tiene una orden de restricción de mil kilómetros, que no se ha cumplido, pues se encuentra a 70 kilómetros de distancia, es decir, en Delicias, mientras que ella recibe terapia psicológica.

Finalmente lanzó un mensaje a todas las jóvenes que sufren algún tipo de violencia: “pidan ayuda, no se queden calladas, cualquier empujón no debes de dejarte, porque puede trascender a esto que me pasó a mí”.

Después de la presencia de colectivos, amigos y familiares de Mya en los Juzgados, se trasladaron a presidencia municipal de Camargo, donde se llevó a cabo una pequeña manifestación al colocar los carteles con leyes pidiendo justicia.

Fue en diversas paredes del palacio municipal, incluido el reloj público, donde se colocaron las cartulinas con mensajes como: “Ni una más”, “Mya no estás sola”, “Erick feminicida en potencia”, “Existe porque resite”, “Justicia para Mya”, “47 puñaladas no son suficientes”, entre muchas frases más.

En esta manifestación, el presidente municipal Jorge Aldana, junto con el director de Seguridad Pública Municipal, recibieron a Mya y su familia para poder gestionar citas con autoridades importantes a nivel estatal.

Por su parte, Lluvia Alarcón, madre de Mya, pidió apoyo en protección para su familia y su casa, pues desconfían de las capacidades del presunto agresor. “Erik sabía a qué horas nos vamos, a qué horas llegamos, cómo se abre mi casa, sabía todo. Por eso pedimos protección para nosotros y nuestra casa”.

Asimismo, Mya señaló que “él trabajo no lo terminó, y puede regresar a hacerlo”, refiriéndose a que la dejó viva tras la agresión de 47 apuñaladas.

La menor y exconcursante de belleza recibió 47 cortadas por Erick, quien aún continúa libre

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search