Estado

Especial

Jugar a matar

Alertan especialistas sobre los riesgos de armas ‘recreativas’

Salud Ochoa
El Diario de Chihuahua

jueves, 13 enero 2022 | 11:24

El Diario de Chihuahua | Un menor sostiene una pistola de plástico

Chihuahua.— El niño se repliega contra la pared, se desliza sobre ésta hacia la puerta de un establecimiento comercial tratando de pasar desapercibido. No parece tener más de 10 años y en su mano lleva una pistola negra. A una cuadra de allí, otro niño, más pequeño, manipula dos cuchillos quizá más grandes que sus propios antebrazos. Las armas son de plástico y ambos menores juegan, o quizá replican lo que han visto en el entorno cercano.

En otro tiempo, ver a niños divirtiéndose con armas de juguete en la calle, habría sido tan normal como si jugaran con un balón, sin embargo, hoy las actividades recreativas con juguetes bélicos adquieren un significado oscuro y encienden alarmas debido a los altos índices de violencia criminal registrados en el estado y a nivel nacional.

En Chihuahua, según estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE), únicamente en los primeros 10 días del 2022 se cometieron por lo menos 62 homicidios dolosos. Al cierre del 12 de enero se presentaron ante el Ministerio Público, 19 personas entre 12 y 17 años de edad por delitos diversos. El informe establece también que durante el 2021, fueron 770 menores de edad (12-17 años) los que cometieron alguna infracción a la Ley.

Investigadores de la organización “Salud de la infancia”, señalan que el principal entorno para la violencia hacia los niños son los hogares, donde pueden ver violencia en programas de televisión, consolas y computadoras, además de películas.

De acuerdo con el organismo, cuando los menores llegan a la escuela secundaria ya han visto al menos 8 mil homicidios y otros 10 mil actos de violencia virtual a través de los medios de comunicación.

El belicismo y la violencia han existido desde los tiempos antiguos, pero actualmente hay una variedad de armas que van desde una pistola de pequeño calíbre, hasta aquellas utilizadas por las fuerzas del orden o por los grupos criminales, explicó Arturo Limón, psicólogo social.

“La industria del juguete ha imitado dichas armas convirtiéndolas en juguetes bélicos que se regalan a los niños desde temprana edad, sin tomar en cuenta las consecuencias generadas a largo plazo, hasta el extremo de convertirse en psicopatías. El belicismo nos ha hecho mucho daño. La venta de juguetes bélicos data desde tiempos antiguos. Es una evolución que se va dando en torno al uso de la fuerza y la violencia para imponer la ley”, dice.

Falta atención de padres

La recomendación para los padres es estar atentos al tipo de regalos que dan a los niños, algo que sea edificante y no comprometa su conducta social a corto, mediano y largo plazo. De igual forma, entender que cualquier cosa que propicie, favorezca o incentive el uso de la violencia generará problemas en el futuro.

“Muchos de los niños que eran los ‘supertiradores’ en los juegos, acaban siendo francotiradores o sicarios, aunque no es una estandarización, es una lotería que mandamos para que los niños, uno que otro, sean premiados con ese gusto por el dolor y la agresión a los demás”, explicó Limón.

La facilidad para la compraventa de juguetes bélicos y el gusto que tanto los adultos como los niños tienen por ellos, es, según el especialista, algo preocupante porque se está formando una sociedad hipersensibilizada a la violencia, que al final de cuentas será una sociedad violenta.

“Hemos elevado el umbral de respuesta a la violencia, somos más resistentes. Aguantamos ver encobijados, decapitados, cuerpos destrozados. Nos hemos adecuado a una aceptación de la violencia que es inadecuada. El antídoto para la violencia siempre será la educación, porque, como dijo Gandhi, si seguimos ‘ojo por ojo y diente por diente’, acabaremos ciegos todos”, puntualiza el especialista.

Denise Maldonado, psicóloga, señala que “es importante no perder de vista que el juego es una construcción del pensamiento y del desarrollo de un menor”. 

Por eso antes de comprar un juguete, los padres deben plantearse algunas preguntas respecto a la estructura del juego, cómo se juega, para qué sirve, si involucra episodios en los que se hiere a otros, ya que herir a otros muy seguido durante 30 minutos, recompensa la conducta de daño a otros o recompensa la solución de problemas.

La iniciativa

En materia legislativa, el Congreso de la Unión aprobó en 2009 una iniciativa de Ley para prohibir la fabricación, importación, distribución, venta, renta y uso de juguetes bélicos. La iniciativa suscrita por los diputados Othón Cuevas Córdova y Carlos Martínez Martínez, del grupo parlamentario del PRD, fue aprobada, pero como sucede con tantas otras, quedó en el olvido. 

Las legislaturas locales no han hecho nada al respecto, excepto hablar de la necesidad de motivar el uso de juguetes tradicionales, trabajar en la cultura de la prevención, retomar campañas de destrucción de juguetes bélicos o bien promover el intercambio.

Atracos con pistolas de plástico

La oferta de objetos bélicos a veces no sólo atrae a los niños, también a los delincuentes debido a la variedad de pistolas que pueden parecer una pistola auténtica y que en muchas ocasiones son utilizadas para cometer delitos, principalmente robos.  

El pasado 21 de octubre de 2021, un sujeto asaltó un Oxxo ubicado en la colonia Barrio de Londres de la ciudad de Chihuahua. Utilizó una pistola escuadra de juguete, que abandonó a pocos metros del lugar tras haber concretado el ilícito cuyo monto ascendió a 3 mil pesos.

En mayo de 2021, elementos de la Policía municipal detuvieron a un hombre identificado como Alberto V. S., de 51 años de edad, señalado por su presunta participación en un robo con violencia a un repartidor de refrescos. El sujeto llevaba, bajo el asiento del auto un arma tipo escuadra de utilería, así como dinero en efectivo.

En marzo de ese mismo año, Édgar Fabian M. A., de 34 años de edad, fue arrestado y señalado como presunto responsable del delito de robo con violencia en perjuicio de diversos establecimientos comerciales en Cuauhtémoc. En los eventos delincuenciales en los que participó, utilizó una pistola de juguete.

Un problema que crece 

Información de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, arroja que durante el 2021 se aseguraron 202 armas de fuego de diferentes calibres, de las cuales 121 se clasifican como de “utilería”.

“Por utilería se clasifican todas aquellas de metal y plástico, sean réplicas o con simple apariencia, pero que no disparan y otras de municiones, postas y diábolos, que causan en la víctima un impacto similar al que produce una real, pues se desconoce que no son de fuego”, señaló la oficina de Comunicación Social.

Las hechizas son aquellas, agregó, de aspecto rudimentario hechas generalmente con tubos o pedacería metálica. 

Han sido aseguradas tanto en detenciones de personas por diversas causas, como en revisiones preventivas, y en algunos casos entregadas voluntariamente o localizadas en varios lugares, por ejemplo, las halladas recientemente en el medio rural cercano a la presa El Rejón o al ser arrojadas por delincuentes que huyen de autoridades. 

Agentes de la Policía municipal aseguraron 202 armas de fuego, de diferentes calibres, de las cuales 121 se clasifican como de utilería, 68 cortas, o pistolas tipo revólver o escuadra, 9 largas y 4 hechizas.

Sonidos reales y diversos costos

Las armas ofertadas en tianguis, importadoras e incluso negocios de centros comerciales son de plástico, pero con forma y sonidos de una real. 

Funcionan a base de pilas, lo que permite que las “balas” se muevan de atrás hacia adelante como si en realidad fueran al exterior generando un sonido similar a las que no son de ficción. 

El precio de estos juguetes depende de lo que se busque, ya que van desde pistolas de agua hasta armas de postas, que incluyen sonidos de disparos y lamentos de personas heridas. 

Estos objetos recreativos son de los más solicitados por los niños, cuyas peticiones, a decir de comerciantes, son aceptadas por los padres sin ningún reparo. “Finalmente es Navidad o Día de Reyes y se busca obsequiar al pequeño algo que lo haga feliz”, explican. 

En el olvido

El Congreso de la Unión aprobó en 2009 una iniciativa de Ley para prohibir la fabricación, importación, distribución, venta, renta y uso de juguetes bélicos. 

Fue promovida por los diputados Othón Cuevas Córdova y Carlos Martínez Martínez, del grupo parlamentario del PRD, fue aprobada, pero como sucede con tantas otras, quedó en el olvido.

Las legislaturas locales no han hecho nada al respecto.

close
search