Juárez, segundo lugar en muertes por mordedura de garrapata en el estado

Solo está por debajo de Chihuahua que registra nueve defunciones en lo que va del año

El Diario de Chihuahua
viernes, 06 septiembre 2019 | 16:12
Tomada de internet |

Chihuahua.- Chihuahua es la ciudad, que de enero a la fecha se posicionó en primer lugar con nueve muertes por Ricketssia, en los 9 meses que van del año, se reportó que se han detectado 50 casos por mordedura de garrapata, con un total de 17 defunciones en todo el estado, de las cuales, nueve se han presentado en esta capital, así lo informó el subdirector de Epidemiología, doctor Gumaro Barrios. 

Detalló que el resto de las defunciones prevalecen en Juárez con seis, uno en Aldama y un caso más en Meoqui. De los casos confirmados por mordedura de garrapata, se tienen 50 casos, 27 se detectaron en Chihuahua, 16 más en Juárez, dos casos en Aldama, dos en Meoqui, uno en Guachochi, uno en Ahumada y otro en Delicias. 

Asimismo, Gumaro Barrios comentó que otras de las enfermedades que se podrían estar desarrollando a raíz de la mordedura de la garrapata, esta la llamada “Line”, cuya diferencia a la Ricketssia, es que es una enfermedad producida por la garrapata del venado y que no produce la muerte, como la rickettsiosis. 

“Es una enfermedad que produce muchos dolores en el organismo y que normalmente la gente desconoce que le picó una garrapata, con el tiempo van desarrollando dolores articulares e inflamación, hasta hacer que busquen atención médica”, comentó. 

En este sentido, Gumaro Barrios indicó que por todas estas cifras, es importante que el sector de salud tenga en mente este diagnostico para poder brindar una mejor atención en los pacientes, pues se podría llegar a simular en otro cuadro clínico de otras patologías y hace complicado determinar dicho diagnostico. 

Finalmente, el subdirector de Epidemiología dijo que en base a la naturaleza de la garrapata, así como a la convivencia que las personas tienen con los perros, es muy importante que se genere un espacio limpio y libre de maleza, así como de los padres del hogar, para evitar que sea la garrapata la que busque anidar en cualquiera de los huecos de la casa.