Estado

Investigarán de nuevo homicidio de Marisela

Autoridades revisarán que no haya quedado ningún cabo suelto, revelan

Tomada de internet

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

viernes, 18 diciembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que investigará de nueva cuenta el asesinato de la activista Marisela Escobedo Ortiz.

El fiscal general de Chihuahua, César Peniche Espejel, dio a conocer ayer que el expediente comenzó a ser revisado después de 10 años de ocurrido el homicidio, y que la nueva investigación estará a cargo de la Fiscalía Zona Centro. 

En conferencia de prensa virtual el funcionario anunció a los medios informativos que Carlos Mario Jiménez, fiscal de Distrito, comenzó a trabajar en el caso para revisar “que no haya quedado ningún cabo suelto”.

Peniche dijo que la investigación profundizaría, aunque no anticipó si van en contra de exfuncionarios públicos de la entonces Procuraduría General del Estado, que abrieron en ese entonces la carpeta del caso.

Marisela Escobedo murió asesinada frente a las puertas del Palacio de Gobierno en la capital del Estado el 16 de diciembre del 2010, en su exigencia de que fuera encarcelado el homicida confeso de su hija, Ruby Marisol Frayre, identificado como Sergio Barraza Bocanegra.

Peniche comentó que no revisarían la actuación de los jueces que dejaron en libertad a Sergio Barraza, debido a que eso está en la competencia del Tribunal Superior de Justicia, que en su momento analizó el fallo judicial, dijo.

Anunció que es necesario “que todos tengan conciencia de que habrá justicia”.

“Se hará el recuento de todos los puntos de la investigación”, acotó.

Dijo que la instrucción de reabrir el expediente no es a solicitud de algún organismo internacional.

Apenas esta semana varios colectivos retomaron la exigencia de que se haga justicia en este homicidio, como parte del aniversario luctuoso número 10 de Marisela Escobedo.

La lucha de la activista inició dos años antes de su asesinato, luego del homicidio de su hija de 16 años, Rubí Marisol Frayre, en 2008 a manos de Sergio Rafael Barraza Bocanegra, quien era la pareja sentimental.

Este último, luego de investigaciones personalizadas de Marisela Escobedo, fue detenido en Zacatecas, pero después puesto en libertad por tres jueces orales por falta de pruebas científicas, se aseguró.

Posteriormente fue abatido durante un enfrentamiento con el Ejército en el 2012, en Zacatecas, donde formó parte de la delincuencia organizada, de acuerdo con archivos de El Diario.

Oficialmente la Procuraduría General del Estado presentó, el 7 de octubre de 2012, a José Enrique Jiménez Zavala “El Wicked” como asesino material de Marisela Escobedo.

La investigación comenzó a ser cuestionada, en el sentido de que era un homicida fabricado para sofocar a la opinión pública.

Uno de los hijos de Marisela Escobedo, testigo del crimen de su madre, sembró la duda al declarar que “El Wicked” no era el asesino.

Señaló a Andy Barraza, hermano de Sergio Rafael Barraza, como quien esa noche del 16 de diciembre mató a su mamá en la Plaza Hidalgo.

Dijo que lo reconoció plenamente, pero las autoridades descartaron esa línea de investigación, de acuerdo con las notas de El Diario.

El supuesto asesino de Marisela, al menos oficialmente, murió en circunstancias misteriosas el 30 de diciembre del 2014 mientras se encontraba preso, sentenciado de por vida.

mvargas@redaccion.diario.com.mx