Remueven a la ‘fiscal de hierro’

Investigaba corrupción jefa de Asuntos Internos

Ericka Jasso deja abiertas 30 carpetas contra mandos y agentes de la Fiscalía

Miguel Vargas
El Diario de Juárez
miércoles, 10 julio 2019 | 10:30
Archivo/El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— La Fiscalía General del Estado (FGE) revocó el nombramiento de Erika Judith Jasso Carrasco como directora de Control Interno de esa dependencia, informó el fiscal César Augusto Peniche Espejel.

“La fiscal de hierro”, como se le conoce a Jasso Carrasco por destacar en investigaciones contra la corrupción interna de la FGE, fue instalada en el área de Procesos Penales y Amparos de la misma corporación.

Entrevistada ayer vía telefónica, dijo que asume una postura institucional frente al inesperado cambio de área, luego de ocupar el liderazgo en Asuntos Internos de la Fiscalía desde el 4 de octubre de 2016, primero como fiscal de Control de Análisis y Evaluación y posteriormente como directora de Inspección Interna. 

Jasso inició ayer el protocolo de entrega de la oficina sin que al cierre de esta edición se haya designado oficialmente a su relevo.

La controversial jefa de Asuntos Internos informó que dejó abiertas y avanzadas unas 30 carpetas de investigación que están clasificadas como relevantes, contra mandos y agentes de la FGE por delitos como tortura, extorsión, cohecho y abuso de autoridad, entre otros.

La funcionaria encabezaba además la investigación por los homicidios de sus compañeros de Asuntos Internos Dan Gerardo Fonseca Torres y Erick Andrés Lira Aguirre. Ambos formaban parte esencial en su equipo de trabajo para investigar a policías corruptos.

La investigación sobre Fonseca Torres, asesinado el 9 de agosto del año pasado, tenía un avance significativo, dijo Jasso.

“Sólo estábamos esperando el resultado de unas pruebas periciales para identificar con nombre y apellido a los responsables”, comentó.

Lira Aguirre fue asesinado el pasado 16 de enero dentro de su domicilio por un grupo de hombres que le dispararon a quemarropa con un arma de alto poder, después de torturarlo, según reportes periodísticos.

Ambos mandos investigaban a elementos ministeriales por diferentes delitos, entre ellos el homicidio de un detenido en la sala de juntas de la Fiscalía Zona Norte, frente a la oficina del primer comandante, Guillermo Arturo Zuany, ocurrido en junio de 2018, según se conoció.

Peniche justificó ayer la remoción de Jasso a necesidades operativas en la Fiscalía. Comentó que fue reubicada de departamento por “movimientos que se realizan para ajustar la operatividad dentro de la institución”.

Jasso a su vez se dijo sorprendida por el cambio hacia un área que desconoce. Aseguró que su transferencia no obedece a amenazas en su contra.

Lamentó no poder continuar con distintos proyectos que quedaron pendientes y que permitirían un mejor desarrollo en el control interno de la FGE.

Jasso Carrasco tiene 22 años de experiencia laboral dentro de la Fiscalía, donde empezó como auxiliar del Ministerio Público meritorio en el Grupo de Investigación de Delitos de Fraude, de la subprocuraduría Zona Centro, en 1997.