Estado

Inicia recuperación de flora y fauna en Las Vírgenes

Luego de quedar devastada por la extracción ordenada por la Federación

Érika González Lozano / El Diario

lunes, 09 agosto 2021 | 18:33

Inició el proceso de recuperación de flora y fauna de la presa Francisco I. Madero (Las Vírgenes), luego de quedar devastada por la extracción ordenada por el Gobierno Federal y dejarla con un volumen del 16% de su capacidad, un grupo de integrantes de los clubes de pesca sembró 2 mil 200 mojarras criollas.

Luis Villalobos Máynez, pescador deportivo, explicó que los integrantes de los clubes de pesca como el Lobina Negra y el Crustáceo, formaron el Grupo de Recuperación de la presa Las Vírgenes, ya que cuando se extrajeron los grandes volúmenes de agua que dejaron al embalse en un 16%, provocaron una mortandad muy grave de hasta un 60% de ejemplares como la mojarra criolla.

Esta devastación detonó la preocupación de quienes practican la pesca deportiva de forma responsable, y tomaron la decisión de tomar acción para comenzar.

Inició el proceso de recuperación de flora y fauna de la presa Francisco I. Madero (Las Vírgenes), luego de quedar devastada por la extracción ordenada por el Gobierno Federal y dejarla con un volumen del 16% de su capacidad, un grupo de integrantes de los clubes de pesca sembró 2 mil 200 mojarras criollas.

Luis Villalobos Máynez, pescador deportivo, explicó que los integrantes de los clubes de pesca como el Lobina Negra y el Crustáceo, formaron el Grupo de Recuperación de la presa Las Vírgenes, ya que cuando se extrajeron los grandes volúmenes de agua que dejaron al embalse en un 16%, provocaron una mortandad muy grave de hasta un 60% de ejemplares como la mojarra criolla.

Esta devastación detonó la preocupación de quienes practican la pesca deportiva de forma responsable, y tomaron la decisión de tomar acción para comenzar con la recuperación de esta presa, ya que con las lluvias la flora va a crecer de nuevo y para la fauna se han comenzado a sembrar alevines.

“La intención es que la lobina negra o black bass tengan alimento y comiencen a repoblar, ya que en tres meses comienzan a reproducirse y cuando una lobina pone sus huevos no se mueve hasta que nacen los peces y requiere de la existencia de su alimento principal, es por eso que estamos sembrando ejemplares para recuperar toda la fauna que se perdió con el desfogue”, explicó Máynez Villalobos.

La extracción de las presas también afectó a Boquilla por lo que no se pueden traer ejemplares de allá para Las Vírgenes, pero el entrevistado explicó que la siguiente etapa es con capital de los particulares que a la vez son integrantes de los clubes de pesca, la idea es que se reúna el dinero necesario para comprar otro lote pero ahora de lobina negra, para no dejar de sembrar y recuperar la población de peces.

Como pescadores deportivos practican la captura y libera, es una pesca ecológica y es lo que se promueve, ahorita se ha notado que con las corrientes de la presa, todos los pescados que estaban desde el rebalse y todo el río ya se fueron al vaso de la presa, al juntarse ahí les va a faltar de comer, es por eso que se han sembrado 2 mil 200 mojarras criollas para que se puedan alimentar.

“Esperemos que más personas se interesen en la conservación de la lobina negra, porque hay muchos pescadores, pero desde que empezamos hace dos años a meter alevines y pescaditos, sí se ha notado que ha crecido la población de lobina”, detalló.

Dijo que es importante que los pescadores comerciales se den cuenta que en Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, Sonora, estados del norte del país, tienen pesca deportiva de captura y libera y allá las personas tienen un ingreso mucho mayor como guías que con la venta de pescado, Chihuahua es la única entidad del norte donde la pesca deportiva no está regulada por el Estado, recalcó.

close
search