Estado

'Indígenas purgan condenas sin saber por qué'

Traductora afirmó que son juzgados sin tener una defensa adecuada, lo que podría acreditarse como una violación a sus derechos humanos

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

De la Redacción
El Diario de Chihuahua

martes, 17 septiembre 2019 | 07:31

Chihuahua— Actualmente en el estado de Chihuahua hay un número considerable de indígenas que están purgando una condena en los Centros de Readaptación Social del Estado, sin saber por qué fueron condenados, comentó Guadalupe Pérez Holguín, traductora indígena que apoya en los juicios a los defensores de oficio.

Lo anterior debido a que no se han realizado buenas traducciones en los casos, motivo por el cuál se tienen que revisar cada caso, en donde se verificará una defensa inadecuada y que en muchos casos hay inocentes en los penales, señaló Pérez Holguín.

Asimismo mencionó que ofrecen a los indígenas juicios abreviados para no realizar las investigaciones, ya que actualmente el Ministerio Público no acude al lugar donde presuntamente se cometió el delito, situación que espera cambie pronto.

Guadalupe Pérez informó que se cuenta actualmente con 21 intérpretes capacitados y que para terminar el año se llegará a 40, los cuáles podrían apoyar para la realización de juicios justos para los indígenas, sin embargo aclaró que el estado de Chihuahua no quiere contratar a los traductores argumentando que no tienen dinero.

Señaló que en el Cereso de Guachochi hay una población de 250 internos, de los cuáles tres son mestizos el resto es indígena, en el cuál un número considerable no debería estar purgando una condena por el delito que presuntamente cometió (esto por falta de una buena traducción).

En este sentido el presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Nestor Armendáriz, comentó que hay casos aislados donde los indígenas son procesados y condenados por diversos delitos, de los cuáles no saben el por qué, esto por la falta de buenos interpretes.

El ombudsman afirmó que los indígenas son juzgados sin tener una defensa adecuada, lo que podría acreditarse como una violación a sus derechos humanos.