Estado

Impunidad casi total en la entidad

En menos del .5 por ciento de casos por homicidio se logra sentencia condenatoria

Tomada de internet

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

jueves, 04 febrero 2021 | 10:48

Menos del uno por ciento de las carpetas de investigación iniciadas por homicidio doloso en el estado de Chihuahua durante el 2020 concluyó en una sentencia condenatoria, indican datos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

El Ministerio Público logró sólo 18 condenas de las 2 mil 326 indagatorias abiertas con una o más víctimas, revela un informe obtenido a través de la Plataforma Nacional de Transparencia. 

El grado de impunidad aumentó a la par que los crímenes en Chihuahua, al ser judicializados únicamente 63 expedientes, mientras que 20 más están en proceso y dos fueron sobreseídos, uno por la muerte del acusado y otro porque inculparon a una persona inocente.

“¿Justicia? No, eso es algo que yo no espero de la autoridad”, dijo la esposa de un hombre asesinado el 5 de septiembre del año pasado en el cruce de las calles Ramón Corona e Ignacio Allende, en la zona Centro. 

El reporte oficial de la FGE, folio 001052021, muestra que el año pasado fueron iniciadas 2 mil 296 carpetas de investigación por el delito de homicidio doloso en Chihuahua, además de 30 expedientes por feminicidio, un total de 2 mil 236.

En el desglose por resolución, la FGE informó que 63 carpetas fueron judicializadas y vinculadas a proceso. En 20 expedientes la judicialización está pendiente, en 18 el MP obtuvo una sentencia condenatoria en juicio oral abreviado, mientras que una fue sobreseída por la inocencia del acusado y en otra el inculpado murió.

El documento cita que el año pasado fueron asesinadas 2 mil 716 personas.

“No sólo se trata de estadísticas, son personas a las que juzgamos sin saber nada. Si fueron asesinados decimos que andaba mal, que por andar en las drogas o vendiendo, y no, a mi esposo no lo mataron por eso”, asegura la cónyuge del hombre que ingresó como desconocido al Servicio Médico Forense con el número 2118/2020.

“Mary”, nombre ficticio que se dio a la entrevistada por razones de seguridad, afirma que al padre de sus hijos lo asesinaron el 5 de septiembre y fue hasta el día 9 de ese mismo mes cuando lo encontró en calidad de no identificado en el Semefo. 

Desde entonces el único contacto –esporádico, afirma– que ha tenido ha sido con el investigador ministerial, ya que hasta hoy no ha localizado en su oficina a Miguel Ángel Rangel, agente del Ministerio Público a cargo del expediente 28233/2020.

“Al principio venía casi todos los días, nadie me atendía ni me daba razón de nada. Pedí sus pertenencias y me dijeron que me las iban entregar… yo sólo quería ver su ropa y las cosas que traía puestas la última vez”, dice la entrevistada.

Después el MP se ausentó al contagiarse de Covid-19. Mary estuvo atenta al período de aislamiento y cuando regresó a solicitar información le dijeron que el agente gozaba de sus vacaciones. 

En ese lapso, la madre de familia decidió iniciar sus propias indagatorias.

Encontró que cerca del sitio donde “tiraron” el cuerpo de su esposo había dos cámaras de videovigilancia y aunque pidió ver los videos, el agente investigador le aseguró que el vehículo en el que transportaron a su esposo no era muy visible y sólo se apreciaba que algunas personas bajaron de la unidad posiblemente con el cadáver.

“Pero no rastrearon el auto en más cámaras para ubicar la unidad, eso no ocurre en Juárez. Mi esposo era mecánico y no tenía problemas con nadie, no descarto que hasta los mismos policías le hayan hecho algo porque ya no se sabe si fueron los delincuentes o las mismas autoridades”, expuso Mary al recordar que únicamente en enero, al menos 5 personas fueron privadas de la vida por elementos de dos corporaciones policiacas.

Ella afirma que a causa de la pandemia su esposo había limitado sus salidas sólo a su centro de trabajo, por lo que no entiende cómo le hicieron tanto daño al ser sujeto a una golpiza y dejarlo con cinta canela en el rostro.

En Chihuahua 222 personas fueron asesinadas con arma blanca, 222 a golpes, mil 880 con arma de fuego y 384 por otras causas, refieren los datos oficiales.

Del total de personas privadas de la vida de manera violenta 2 mil 428 eran del sexo masculino y 288 del género femenino. 

Juárez es el municipio más violento al ser privadas de la vida mil 642 víctimas, informó la FGE. (Luz del Carmen Sosa / El Diario)