Estado

Impera caos en el transporte: Corral

De 2 mil 657 permisos, únicamente utilizan mil 853 camiones, dice

/ Concesionarios se manifiestan frente al Congreso del Estado

Miguel Silva/
El Diario

jueves, 13 febrero 2020 | 06:00

Chihuahua— El 30 por ciento de las concesiones otorgadas por el Estado para el transporte público no brindan servicio a la población, pues de los 2 mil 657 permisos, únicamente mil 853 unidades salen a circular diariamente en el estado, aseguró el gobernador Javier Corral Jurado, quien aseguró que este tipo de irregularidades terminarán con la nueva Ley de Transporte presentada al Congreso local.

El mandatario expresó que no hay razones para oponerse a la ley que viene a generar condiciones de igualdad para los prestadores de servicio, mientras que la población tendrá acceso a un transporte digno, moderno y eficaz. 

Ante las protestas realizadas por  los concesionarios del transporte público, encabezados por Francisco Lozoya, el gobernador manifestó que no es necesario hacer ese tipo de manifestaciones al indicar que la nueva legislación viene a ordenar el sistema y que “no es necesario dar brinquitos, cuando el piso está parejo para todos”. 

Corral manifestó que actualmente ‘impera un caos en el transporte público’, pues del total de las concesiones que el Estado otorgó, el 30 por ciento no están en operación y no se aplica ningún tipo de sanción, además, de las unidades que circulan, el 81 por ciento son irregulares, es decir, que no cumplen con los requisitos de año-modelo para circular y ninguna cuenta con sistema de geolocalización. 

Explicó que la nueva Ley de Transporte, que ya está en el análisis de los diputados, establecerá una serie de ordenamientos jurídicos en los que se busca privilegiar el modelo empresa-concesión y no hombre-camión, como está actualmente y en dónde un sólo concesionario tiene varios permisos.

Además el tiempo de vigencia quedará establecido en diez años con opción a una renovación por otros diez años y al término de este plazo se pone a concurso de nuevo, es decir, que las concesiones no se podrán heredar a familiares cómo ocurre actualmente. 

Dijo que se trata de una regulación que viene a modernizar y regular debidamente al transporte público y sobre todo a provocar que quien cuente con una concesión brinde el servicio, o de lo contrario se le aplicará la sanción correspondiente.