Estado

Imparable, hambruna en la Sierra Tarahumara

Hay más de tres mil casos de desnutrición

Archivo/El Diario

Staff
El Diario de Chihuahua

martes, 10 diciembre 2019 | 13:27

Chihuahua.- El hambre en pobladores de la sierra tarahumara es un problema “imparable” agudizándose de tal manera que decenas de comunidades indígenas, enfrentan hoy día la escasez de alimentos como detonante de enfermedad y muerte.

De acuerdo con el gobernador de Sisoguichi, Luis Carlos González Fierro, los pobladores de la tarahumara están muriendo por falta de comida y hasta el momento, no hay ninguna autoridad que brinde el apoyo necesario y urgente para atenderlos.

“No se tiene comida, no hay apoyos, la gente se está muriendo de hambre y nadie se da cuenta”, denunció González Fierro e hizo énfasis en que nadie habla de la desnutrición de los niños y adultos quienes fallecen y tienen que ser enterrados en sus localidades sin que nadie se dé cuenta de ello.

“La autoridad no informa porque ni siquiera se entera, ya que por las zonas tan difíciles donde se vive no se da aviso de las muertes”.

Según el entrevistado, hay una hambruna generalizada tanto en la zona montañosa como en el barranco y no es exclusiva de una región en particular; además, los apoyos prometidos solo llegan a quienes habitan en cabeceras municipales o poblados cercanos a los puntos donde se realizan las asambleas.

De igual forma, afirmó que los censos elaborados en dichas asambleas no incluyen a toda la población necesitada como lo han expresado las autoridades, dejando a un gran número de chihuahuenses en el abandono. Lo anterior debido a que quienes viven en las comunidades más alejada,  tardan de 3 a 5 días en llegar al punto de reunión.

La comunidad de Sisoguichi se encuentra a una distancia de 10 kilómetros al sur de la cabecera del municipio de Bocoyna, y la única vía de transporte es un camino de terracería.

El entrevistado dijo que muchos pobladores no entran a las listas porque no cumplen los requisitos solicitados que se convierten en un obstáculo más para ellos. A esto se suma la falta de fuentes de trabajo lo que coloca a la gente en una situación de emergencia ya que el 2019 ha sido otro año más en el que las cosechas no han sido buenas, de tal manera que “pinole de maseca es lo que están comiendo”.

“El gobernador Javier Corral dijo que no sabe si hay desnutrición en la Sierra y no lo sabe porque no llega a las zonas más alejadas de la Tarahumara”, recalcó González.

Sisoguichi, así como otras comunidades de Guachochi, se suma a Chinatú ejido de Guadalupe y Calvo donde la madre Soledad Espino González, del internado de niños en ese lugar, aseguró que “ya han muerto niños por desnutrición, pero no se reportan porque las familias no tienen ni para traérselos al doctor”.

La religiosa Espino señaló que el problema se presenta en al menos 22 comunidades enclavadas en la región suroeste de la sierra en comunidades altamente marginadas como Chinatú, Turuachi, Agua Amarilla, entre otros.

“En estos poblados uno pasa y ve a niños desnutridos, descalzos, sin ropa", refirió Espino González quien destacó que más de un pequeño ha muerto por falta de alimento este año y que para las familias es irrelevante reportarlo a una autoridad ya que finalmente eso no generará un cambio.

Ante este panorama, Carlos González Fierro, indicó que 15 gobernadores indígenas –incluido él-  preparan una colecta para hacer frente a la problemática de hambre y frío que viven sus coterráneos y que en días próximos darán a conocer.

Lo anterior con la finalidad de que los apoyos obtenidos a través de esta colecta, llegue directamente al gobernador indígena y no a intermediarios quienes suelen quedarse con los apoyos o no se sabe a quién se les entrega, pero que a ellos no llegan.

La colecta se desarrollará hasta que concluya la época invernal, la cual podría ser al mes de marzo.

Asimismo manifestó que estarán levantando una lista de las personas a quienes se les incluirá en el programa Sembrando Vida, la cual se entregará al presidente Andrés Manuel López Obrador.

HAY MÁS DE 3 MIL 800 CASOS DE DESNUTRICIÓN EN LA ENTIDAD

En el estado de Chihuahua se registraron hay 3 mil 849 casos de desnutrición en el período comprendido del 1 de enero al 23 de noviembre de 2019, según se detalla en el registro de la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal.

Por desnutrición severa se han presentado 298 casos de los cuales 139 son hombres y 159 mujeres; por desnutrición moderada son 627, de estos 271 corresponde a varones y el resto, 356 son femeninos, según consta en las estadísticas federales.

El mayor número se presenta por desnutrición leve con 2 mil 924 casos, es decir casi 9 casos diarios en la entidad, el 55 por ciento corresponde a mujeres con 1 mil 610 y en hombres son 1 mil 314 casos, esto hasta el 23 de noviembre del presente año. Las autoridades de salud estatal tienen un registro de 81 decesos por anemia, enfermedad relacionada en cierto grado a la falta de alimento, esto al mes de septiembre de 2019, de estos casos 69 son adultos entre 60 y 65 años de edad.