Estado

Idiomas pima y guarijío, en peligro de desaparecer

El idioma es la columna vertebral de las identidades: experto

El Diario de Chihuahua

jueves, 19 septiembre 2019 | 17:06

Chihuahua— Dos idiomas que se encuentran en serio riesgo de desaparecer son el pima y el guarijío, ambas de la entidad chihuahuense, comentó el antropólogo social e investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Chihuahua (INAH), Horacio Almanza Alcalde. 

Lo anterior, tras la alerta de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), de que en 80 años más del 90 por ciento de los idiomas de pueblos originarios habrán desaparecido. 

El estudioso del Centro INAH Chihuahua, explicó que la debilitación de estas lenguas, es estructural, pues tiene un origen social, pero también impulsado por el estado, desde la colonización de América.

Almanza Alcalde recordó que la escuela y la educación fueron herramientas importantes en el proceso colonial, así como en el estado moderno para lograr el dominio de extensiones de tierra pobladas por pueblos originarios. 

Hizo hincapié en que al tratar de imponer los conceptos del estadonación se reprimió más a los pueblos originarios, que no tenían conciencia de las fronteras del nuevo estado, y el mismo proceso reafirmaba que México sólo se componía de mestizos y no de muchos pueblos que habitaban diversas regiones, de los cuales ahora sólo quedan un puñado, alrededor de 60, con sus lenguas propias. 

Asimismo, dijo que no fue hasta el 2001 que el estado mexicano reconoció el carácter pluricultural del país y que esto trajo tremendas repercusiones como tener que incorporar al sistema jurídico traductores, entre otros muchos cambios que ya pedía la ONU. 

A pesar de estos esfuerzos, el antropólogo destaca, que el Estado por siglos creo un desdén hacía estos pueblos y sus culturas, por lo que hoy día hay una falta de autoestima cultural, pues antaño se escondían para manifestar sus identidades o se avergonzaban de manifestarlas y se fueron perdiendo, conforme ellos mismos dejaron de practicar su música o usar sus vestimentas y también dejando de hablar su idioma.

“El idioma es la columna vertebral de las identidades”, acentuó Horacio Almanza, y enfatizó que actualmente y tras la creación de instancias del Estado para apoyar las lenguas maternas, existe mayor confianza de los pueblos y comunidades para hacer explicita su identidad entre ellos y su idioma, pero hay casos en que el daño es casi irreversible como en los casos del Pima y el Guarijío, en Chihuahua en particular y decenas más en el país en general.