Huyen médicos del Hospital de Guadalupe y Calvo

Son 160 médicos, enfermeras y administrativos, y el 80 por ciento permanece en paro

Bernardo Islas
El Diario
miércoles, 14 agosto 2019 | 06:00
|

Chihuahua—Los médicos especialistas del Hospital Regional de Guadalupe y Calvo huyen por la inseguridad laboral, ya que son contratados por honorarios y prefieren quedarse en las grandes urbes por un sueldo bajo, denunciaron empleados sindicalizados del mencionado nosocomio.

Manifestaron que al inicio se tenían 16 médicos especialistas quienes se fueron de la localidad por no tener una seguridad social de su trabajo ya que eran pagados por contrato o por honorarios, por lo que prefirieron mejor irse.

Además señalaron que no rotan a los médicos, pues los residentes no quieren acudir por la inseguridad de la región, según la declaración del Secretario de Salud Enrique Grajeda, misma que según los trabajadores sindicalizados “no es por la violencia criminal sino por la laboral”.

“No quieren venir por comodidad, no por temor, ya que actualmente tenemos médicos cumpliendo su internado, enfermeros en la misma situación, quienes no han sido molestados, incluso si existe inseguridad debe ser atendida por el estado así como la Salud”, recalcaron los sindicalizados.

Lo anterior tras señalar las malas condiciones en la que se encuentran los servicios de salud en la localidad, por lo cual se pusieron en huelga desde hace dos días, porque no hay medicamento suficiente, además de las malas condiciones de las instalaciones del hospital.

Son alrededor de 160 empleados (entre médicos, enfermeras y personal administrativo) y el 80 por ciento permanecen en paro laboral, por no tener las condiciones necesarias para brindar las atenciones médicas.

Mencionaron que se tiene un aparato de rayos “X”, pero lleva un año sin funcionar y dos años antes se arreglaba a cada rato, las llantas de los vehículos no sirven, hay áreas en construcción inconclusas, agregan que hay un abandono de la infraestructura hospitalaria y se está deteriorando, ya que lleva 15 años sin brindarle mantenimiento.

Asimismo dicen que actualmente si hay un paciente grave se tiene que enviar a Parral, que sería un traslado de 4 a 5 horas, por lo cual pone en riesgo la vida de la persona y todo por no poner atención al hospital de Guadalupe y Calvo.

En este contexto, la oficina de Comunicación Social de la Secretaría de Salud, señaló que el paro de labores “es un tema meramente administrativo.

“El asunto de los medicamentos faltantes ya se resolvió, ayer mismo se iban a enviar en una unidad. A veces si hay medicamento pero el problema es que los administrativos no los piden”.

En cuanto a los médicos, la vocera de la dependencia, Dalia Pineda, indicó que sí cuentan con ellos y las plazas que hay vacantes no se han podido cubrir porque los médicos no quieren ir a trabajar allá y no se les puede obligar.

“A los médicos se les ha doblado el sueldo para que vayan a trabajar pero nadie se quiere ir y eso no depende de la secretaría. Ahorita el hospital está trabajando”, aseguró.


Quejas desde julio

El pasado 2 de julio los empleados del hospital comunitario y pobladores de varias comunidades elaboraron un escrito dirigido al gobernador Javier Corral y al secretario de Salud, Jesús Enrique Grajeda.

Con más de 300 firmas de trabajadores, directivos y ciudadanos hicieron el reclamo de material de trabajo adecuado, infraestructura y equipo para dar atención médica de calidad.

El 11 de julio fue recibido el oficio formalmente por la Secretaría de Salud, según consta en el documento que fue enviado por los trabajadores, quienes hicieron advertencia de hacer un paro si no eran atendidos en una semana.

En unos días fueron recibidos en Chihuahua representantes del sector de Guadalupe y Calvo, pero las condiciones desfavorables continuaron hasta la fecha.


[email protected]