Hunde video a profesor

Juez lo vincula a proceso y permanecerá en prisión preventiva

Jaime Armendáriz
El Diario de Chihuahua
viernes, 22 marzo 2019 | 06:53
Jaime Armendáriz/ El Diario

Chihuahua— La existencia de un video que el Ministerio Público aseguró tener como evidencia, llevó a que la jueza Alejandra Ramos Durán determinara vincular a proceso al maestro Roberto Aarón P. F., de 39 años de edad, del Conalep 1, donde el profesor daba clases de inglés.

El maestro fue acusado de abuso sexual agravado en contra de 11 alumnas, por lo cual se le dictó la medida cautelar de prisión preventiva por un año la semana pasada, además de que la juez determinó un plazo de tres meses para que la Fiscalía del Estado concluya con la investigación.

Así lo determinó la jueza Ramos Durán en una audiencia abarrotada por familiares del docente y alumnos del Conalep y Bachilleres 21, ya que en ambos se desempeña como maestro, y en la que se tuvo a dos testigos menores de edad para la defensa e intervención de padres de las víctimas.

Las acusaciones las realizaron 11 alumnas de segundo y cuarto semestre por hechos ocurridos entre el 11 y 14 de marzo pasado, lo que derivó en la detención del profesor y su presentación inicial ante juez el sábado de la semana pasada, en la que se le decretó la medida cautelar de prisión preventiva por un año.

Los señalamientos en su contra indican que habría hecho tocamientos en varias partes del cuerpo a las menores durante la presentación de exámenes orales, y cuya actitud habría quedado registrada en video y fotografía, según el Ministerio Público, aunque ayer no fueron exhibidos esos elementos.

La defensa estableció que no puede negar que se hayan realizado esas acciones, pero el hecho de no tener acreditación de esa actitud, tendría que ser suficiente para dejar al maestro en libertad, lo cual le fue negado por la juez.

Las menores de edad que testificaron como parte de la defensa, ventilaron que posiblemente las alumnas que denunciaron tenían la intención de chantajear al maestro, aunque ninguna está en el mismo salón de las afectadas.

Una de las testigos protegidos tiene 16 años y está en cuarto semestre, mientras que las denunciantes son de segundo.

Ella dijo ser amiga de una de las víctimas y quien le habría comentado que tenían un video para que corrieran al maestro o que pasaran a todo el salón con una calificación de 10 en la clase de inglés.

Como parte de esa defensa, se presentaron dos documentos con 149 firmas del Colegio de Bachilleres 21, y 37 por parte de maestros.

Asimismo se indicó que el imputado tiene un padecimiento crónico en el tabique nasal que le ha afectado la audición, lo que hace que el docente se tenga que acercar mucho a las personas para escuchar bien.

Sin embargo, la representante del tribunal dijo que aunque hay testigos que refieren presunto chantaje al maestro por parte de las alumnas, no existe ningún elemento que niegue la conducta de tocamientos hacia ellas por parte del docente.

La juez estableció que hay testimonios claros que marcan un indicio del hecho delictivo de abuso sexual, establecido en el Código Penal y sancionado con hasta 6 años de cárcel, con una agravante de dos terceras partes más cuando se comete contra menores de edad y por violentar la situación de confianza y respeto.

Durante la presentación del maestro ante el tribunal, uno de los padres de familia de las víctimas dijo que existen pruebas que la mano del maestro estuvo en piernas y vagina de las menores.

“La mano de ese señor estuvo en la ingle de mi hija”, condenó.

Posteriormente, antes de finalizar la audiencia, dijo que la intención no es destruirle la vida al maestro, “sólo que pague lo justo por su mal actuar”.

Además alertó por el bullying al que pudieran ser sujetas su hija, y las demás menores que presentaron la denuncia, por parte de sus propios compañeros luego de las manifestaciones en favor del docente.

“No pretendemos destruirle a vida al profesor, pero tampoco vamos a permitir que en redes y compañeros le hagan bullying a nuestras hijas. Los que están afuera están diciendo barbaridades de mi hija. Nosotros no estamos persiguiendo ningún fin más que la seguridad de nuestras hijas”, añadió ante la juez de control Alejandra Ramos.

En este sentido la juzgadora le dijo al señor que existen los mecanismos para denunciar, en su caso, actos discriminatorios.  


[email protected]