PUBLICIDAD

Estado

En lo que va de enero

Han expulsado a 735 migrantes por Palomas

Flujo migratorio genera emergencia y obliga a Ascensión a abrir albergue y canalizar despensas

Víctor Hugo Valdovinos
El Diario del Noroeste

lunes, 23 enero 2023 | 06:00

El Diario del Noroeste | Extranjeros reciben alimentos en un albergue

PUBLICIDAD

Nuevo Casas Grandes.- En lo que va de enero, han sido expulsados por Puerto Palomas de Villa 735 migrantes tanto nacionales como extranjeros, obligando a que el municipio de Ascensión entre en situación de emergencia y habilite un albergue y ayer, a canalizar 50 despensas con todo tipo de alimentos y cobijas para ayudar a más de 30 personas deportadas que aún se hallan en asistencia.

Para contar con el apoyo alimentario, la presidenta municipal Ivonne de la Hoya Venzor gestionó los recursos ante la oficina de Bienestar a través del delegado estatal, Juan Carlos Loera de la Rosa, quien canalizó a través del albergue de Ciudad Juárez, dirigido por Ana Laura Rodela, cajas de despensas y cobijas para la atención de los migrantes expulsados por el poblado fronterizo.

PUBLICIDAD

Incluso, en su visita a Ciudad Juárez la alcaldesa tuvo que entregar un oficio al contraalmirante del Instituto Nacional de Migración (INM), Salvador González Guerrero, para que a través de su conducto se intervenga para que dejen de expulsar migrantes desde Columbus, Nuevo México, hasta Puerto Palomas de Villa, generando una situación de emergencia en el municipio.

De los más de 730 migrantes que han sido deportados por Puerto Palomas de Villa en sólo 20 días de lo que va del 2023, se informó que el 90 por ciento corresponde a connacionales, mientras el resto son extranjeros que han obligado al Gobierno municipal de Ascensión a habilitar el refugio Leona Vicario para atenderlos.

El problema, señalaron las autoridades municipales, no son los connacionales que se dirigen a sus lugares de origen, sino los extranjeros, que en su intento por seguir intentando un asilo en Estados Unidos, se quedan varados en la frontera y ante las bajas temperaturas que imperan estos días es obligatorio prestarles atención, desde hospedaje hasta alimentación y cobijo.

Así, mediante el programa para el Bienestar de las Personas en Emergencia Social o Natural, la alcaldesa acudió en persona a Ciudad Juárez para recibir 70 cajas de sopa, 24 cajas de fruta en almíbar, 20 cajas con aceite comestible, 20 cajas de leche en polvo, 16 cajas de atún, 320 kilos de frijol y 180 de harina, 25 bolsas de 3 kilos de chile jalapeño, 15 charolas de ensalada de verdura, 10 cajas de puré de tomate, 20 cajas de sardina y nueve cajas con 360 huevos cada una, además de 100 cobijas.

Se espera que en los próximos días pueda ser resuelta esta situación que está generado un estado de emergencia en Ascensión, ya que el municipio no tiene la capacidad para atender el flujo de migrantes que, en ocasiones, se dijo que puede llegar a grupos de 100 personas por día.

vvaldovinos@ncg.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search