Estado

Hallan en la morgue a familiar desaparecido en 2018

El cadáver tenía casi un año sin ser identificado; sus restos fueron encontrados en febrero de 2019 en el fondo de una mina

Cortesía / Ramón Nevárez Espinoza

El Diario de Chihuahua

miércoles, 22 enero 2020 | 10:42

Chihuahua— Ramón Nevárez Espinoza desapareció el 6 de junio del 2018, en Ciudad Jiménez. Sus familiares no supieron de su paradero hasta hace unos días cuando las autoridades confirmaron que sus restos óseos se encontraban en la morgue.

El cuerpo había sido hallado en febrero del 2019, en una fosa clandestina, en el fondo de una mina localizada en el municipio de Matamoros, junto a los vestigios de de al menos tres personas. 

Desde entonces debieron transcurrir al menos 11 meses para que servicios periciales realizara y concluyera los estudios de genética que hicieron posible su identificación.

Nevárez, de 45 años de edad, fue privado de su libertad por personas que al momento permanecen sin ser ubicadas. 

Los forenses han logrado la identificación de otras dos víctimas más que se encontraron en la fosa clandestina.

Uno de ellos, José Armando B. M., de 22 años de edad, tenía reporte de desaparición desde el pasado 22 de agosto de 2018.

Los restos fueron entregados a sus familiares el pasado 17 de enero, quienes procedieron a darle sepultura.

El tiro de mina donde se localizaron las osamentas está ubicado a 50 metros de la cortina de la Torreoncillos, en el municipio de Matamoros.