Estado
En 4 años

Genera deuda ganancias a bancos por 16 mmdp

Sólo en 2020 tuvieron rendimientos por 3 mil 464 millones de pesos

Archivo / El Diario de Juárez / Peaje obtenido en carreteras respalda emisión bursátil

Sandra Rodríguez
El Diario de Juárez

viernes, 05 febrero 2021 | 10:50

En 2020, la deuda pública del estado de Chihuahua generó intereses por 3 mil 464.3 millones de pesos pagados a distintas instituciones de crédito.

Este monto es adicional a los 4 mil 359 millones destinados al mismo concepto en 2019, otros 4 mil 382.8 en 2018, y 4 mil 104.3 más en 2017, para sumar 16 mil 310.6 millones de pesos en esos cuatro años. 

De acuerdo con el Estado Analítico de la Deuda Pública y Otros Pasivos, entre enero y diciembre pasados la entidad pagó 221.2 millones de pesos por los préstamos de corto plazo y 2 mil 159.6 más por los de largo plazo; créditos contraídos con instituciones como Bancomer, Banorte, HSBC, Santander y otras.

Otros mil 29.4 millones de pesos, muestra el mismo informe de la Secretaría de Hacienda estatal, se destinaron a los intereses del débito “contingente”, compuesto sobre todo por la emisión bursátil de 2013, respaldada con el peaje que pagan los usuarios de las carreteras del estado. 

Fuentes consultadas indican que las garantías con que cuentan las entidades federativas, que apoyan la mayor parte de los créditos en las participaciones que esperan recibir del Gobierno federal, convierten los préstamos a estas administraciones públicas en un negocio rentable para los bancos. 

“Normalmente es un buen negocio (…) comparado a las deudas del público en general o de las empresas es un buen negocio, porque normalmente es más seguro que vayan a recibir el dinero”, dijo Kristóbal Meléndez, analista financiero de la organización Mejoramiento de la Calidad Democrática Internacional (Mecademi).

“Es rentable, si no, simplemente no les prestarían. En el momento que alguna institución bancaria ve que es no rentable, no les presta (…) Una de las reglas aquí y en cualquier parte del mundo es que, aunque suene paradójico, para que te presten dinero tienes que tener para pagar”, dijo por separado Jorge Sánchez Tello, director de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef). 

Desde 2014, un estudio de la organización Fundar titulado “La deuda pública subnacional. El problema está en el destino”, advirtió que la “calidad” de estas garantías motivó los préstamos por parte de los bancos, y que el riesgo por el aumento de los pasivos era para las finanzas públicas estatales, no para el sector financiero. 

“Otorgar créditos a los gobiernos de los estados y los municipios resulta un excelente negocio para las instituciones de crédito toda vez que la legislación federal y las leyes de deuda pública locales permiten a los gobiernos subnacionales garantizar su deuda pública con cargo a las participaciones que reciben del Ramo 28 del presupuesto público, es decir, de la recaudación de todo el país”, indica el estudio de Fundar.

“Para que los niveles de endeudamiento se dispararan se requería un gran incentivo en las instituciones de banca múltiple para otorgar créditos a los gobiernos. Algunos de los factores que propician la oferta crediticia son los siguientes: i) son negocios muy atractivos para la banca debido a la calidad de la garantía. Cuando se garantizan créditos con cargo a participaciones, los bancos aseguran los pagos con las transferencias federales, las cuales están previamente autorizadas, son periódicas e ininterrumpidas”, agrega el texto.

Sánchez planteó también que si bien los bancos hacen negocio, los problemas se pueden gestar en el uso que las administraciones le den a los recursos. 

“Aquí en el caso particular de Chihuahua, si bien es cierto que ha aumentado, a lo mejor el problema que hay de fondo es un tema más político, ¿para qué se utilizó esa deuda?”, señaló Sánchez. 

“Obviamente, y no lo digo particularmente en Chihuahua, pudo haber sido en algunos otros estados, mucha de esta deuda se utiliza por ejemplo, probablemente, para financiar campañas políticas o incluso el tema de la corrupción, que fue muy generalizado en algunos gobernadores o exgobernadores”, agregó.

Una solicitud de información sobre la rentabilidad de los créditos a las entidades federativas enviada ayer al área de comunicación de la Asociación de Bancos de México (ABM) no fue respondida al cierre de esta información.

Los pasivos del estado de Chihuahua, de acuerdo con el Estado Analítico citado, eran hasta diciembre pasado de 60 mil 864 millones de pesos.

Por el volumen y el costo de sus pasivos, o el “servicio”, Chihuahua es una de las cuatro entidades que aparece con semáforo amarillo, o de observación, en el Sistema de Alertas sobre este tipo de compromisos financieros, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

srodriguez@redaccion.diario.com.mx