Estado

Gasta Estado más en viáticos que en escuelas

En dos años y medio eroga 152 mdp, cuatro veces lo designado para equipamiento de planteles

El Diario de Juárez
El Diario de Juárez

De la Redacción
El Diario

lunes, 02 septiembre 2019 | 09:49

Chihuahua— El Gobierno del Estado de Chihuahua destinó en sus primeros dos años y seis meses un monto de 152 millones de pesos para comisiones, gastos de representación y viáticos, principalmente para sus altos funcionarios, entre quienes se encuentra el gobernador Javier Corral.

Ese gasto en comisiones es cuatro veces lo contemplado para equipamiento de escuelas o la mitad para mantenimiento de las mismas, ambos considerados en el Plan de Inversión 2019-2021, rubros para los que se contemplan 34.6 millones y 328 millones de pesos respectivamente.

Resulta paradójica esta política “austera” de “inversión” ya que los indicadores de medición de calidad instrumentados por organismos públicos y privados colocan a Chihuahua en un nivel bajo en cuanto a equipamiento y condiciones de las escuelas, que podrían haber sido atendidos con esos recursos.

El gobernador Javier Corral anunció a mediados de agosto una inversión de 34.6 millones de pesos para el equipamiento de jardines de niños, primarias y secundarias, a las que se les dotará de mobiliario diverso, aparatos de aire acondicionado y calentones, lo que supone, en proporción al tiempo que le resta de la administración, unos 11.5 millones de pesos al año.

La asignación de dicho mobiliario a escuelas representa .19 por ciento del presupuesto de 18 mil 882 millones de pesos estipulados dentro del plan especial de obra pública y que presumen “no tiene antecedentes en la historia de Chihuahua”. 

En 30 meses transcurridos, la administración de Corral no fue austera al momento de asignarse gastos de representación o viáticos, comúnmente llamados comisiones. 

El portal en Internet Comisiones Abiertas del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) revela que el Gobierno del Estado de Chihuahua destinó de enero de 2017 a junio de 2019 la suma de 152 millones 230 mil pesos en gastos de representación de comisiones del Gobierno, de los que el jefe del Ejecutivo, Javier Corral Jurado, dispuso de 544 mil 112 pesos.

Javier Corral Jurado omitió en muchos casos la comprobación de sus gastos a excepción de pasajes de avión y que, extrañamente, en las mismas comisiones sus colaboradores cercanos como Francisco Javier Muñoz, secretario técnico, llegó a tener los mismos o más grandes gastos que su jefe, con nula o escasa comprobación.

De enero a junio de 2019, Francisco Muñoz reportó un gasto de viáticos de 81 mil pesos, mientras que el gobernador sólo registró 75 mil pesos y en 2017; Corral pidió para sus comisiones la suma de 296 mil pesos, mientras que su asistente tuvo gastos por el mismo concepto por 410 mil pesos.

Este gasto contrasta con la necesidad creciente e ineludible de espacios educativos de calidad. El Gobierno estatal consideró –dentro del plan de inversión 2019-2021- la asignación de 327 millones de pesos para un total de 836 obras educativas, que no serán aulas nuevas o escuelas, sino acciones de rehabilitación de las que ya existen y que lo requieren, principalmente en educación básica. Mantenimiento que debió ser presupuestado anualmente y de manera normal dentro del programa de mantenimiento ordinario.

Durante lo que resta de la administración se contemplan como inversión nueve millones de pesos mensuales para el mantenimiento de escuelas de todo el estado, mientras que durante los meses transcurridos de administración los funcionarios se gastaron cinco millones de pesos mensuales en viáticos en “comisiones”.

El mismo titular de la Secretaría de Educación, Carlos González, reveló hace unos días que fue un total de 480 grupos los que en el nuevo ciclo escolar carecían de maestro, de los cuales 175 corresponden a la zona serrana.

Pero el problema no sólo es el personal.

Sin bancas ni pizarrón

Conforme al más reciente informe de la Secretaría de Educación Pública, denominado Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica o Atlas Educativo, el 23 por ciento de las aulas del estado de Chihuahua carece de silla para el maestro, el 19 por ciento no tiene butacas para los alumnos e, incluso, el 12 por ciento ni siquiera tiene una pizarra.

La estadística correspondiente a 2018 indica que sólo el 58 por ciento de las escuelas cuenta con equipo de cómputo útil; el 43 por ciento tiene servicio de Internet y el 57 por ciento no tiene línea telefónica.

Con el monto que se gasta la burocracia estatal en sus comisiones, podrían haberse comprado 95 mil sillas a mil 600 pesos cada una, 190 mil pizarrones verdes para gis o 21 mil equipos de cómputo a un precio de 7 mil pesos. Con creces se hubiera satisfecho la necesidad de equipamiento.

Bajo rendimiento educativo

No es casualidad el bajo resultado en indicadores de educación para Chihuahua. El Índice de Cumplimiento de Responsabilidad Educativa 2018 sitúa a Chihuahua entre los estados intermedios en acciones para mejorar el sistema educativo, pues lo ubica en el ranking 10 nacional en general, pero en el 21 en el concepto de “Aprendizaje”, 6 en el de “Permanencia” y en el 12 en cuanto a condiciones materiales.

Por ello, en el análisis especifico de las necesidades de la entidad, Mexicanos Primero –organismo evaluador– llamó a atender de “manera urgente” los servicios básicos en las escuelas y asegurar que los planteles cuenten con las condiciones adecuadas para el acceso de los menores con discapacidad.

Además instó a priorizar la construcción de áreas de apoyo al aprendizaje, incluyendo de esparcimiento y recreación, con el objetivo de fomentar el convivio y aprendizaje integral.

Dentro del estudio– se revela que en el estado de Chihuahua, sólo el 32 por ciento de las escuelas cuenta con rampas para acceso en sillas de ruedas y el 20 por ciento carece de sanitarios. Además el 18 por ciento no cuenta con espacios recreativos.