Estado

Fiscalía estatal actuó mal: abogados

Debió haber detenido en flagrancia a los elementos involucrados en ataque, aseguran

El Diario

sábado, 12 septiembre 2020 | 06:00

Chihuahua– Abogados penalistas acusaron a la Fiscalía General del Estado (FGE) de no haber actuado con prontitud para lograr la captura de elementos de la Guardia Nacional que participaron en el asesinato de Jessica Silva.

Dijeron que por esa razón los trece elementos de la Guardia Nacional involucrados en el ataque a balazos al matrimonio Torres Silva en ciudad Delicias, siguen libres.

“Más grave es que cuando huyeron de la escena, es decir, se pudo aplicar la detención en flagrancia, yéndolos a buscar al cuartel para que los entregarán los superiores de inmediato”, expresaron los litigantes Héctor Villasana, Irving Anchondo y Francisco Flores Legarda.

Explicaron que existen dos tipos de detención inmediata.

Uno es la flagrancia, cuando está ocurriendo un hecho delictivo, y en el que incluso los ciudadanos pueden intervenir en la detención de los infractores.

De igual forma la cuasiflagrancia, cuando a pesar de haber transcurrido poco tiempo del delito, hay una continuación y no cesan los actos de la investigación de las autoridades, misma que se pudo haber aplicado.

El ataque que sufrió el pasado martes alrededor de las 10:30 de la noche el matrimonio conformado por Jéssica Silva y Jaime Torres, fue presuntamente a manos de trece efectivos de la Guardia Nacional, quienes viajaban en las unidades GN-332343 y GN-332340.

El Ministerio Público, indicaron los litigantes, pudo haber solicitado de igual manera una orden de detención con carácter urgente, ante las evidencias del suceso; pero no lo hizo.

“Se dejó pasar tiempo muy valioso, falto una decisión más firme por parte de las autoridades encargadas de la persecución de los delitos. Es decir, están las víctimas del ataque con una persona fallecida en el lugar, están debidamente identificadas las unidades de la GN involucradas, hay testigos que vieron y escucharon el ataque, las víctimas andaban desarmadas, ¿Qué estaban esperando en la fiscalía para actuar con prontitud?”, cuestionaron.

Señalaron que incluso hay el riesgo de que los presuntos responsables se sustraigan de la acción de la justicia, con la protección de los altos mandos de la Guardia Nacional, pues todas las pruebas los señalan e incriminan directamente como responsables, y que incluso en este momento, ya no estén en Chihua-hua, dijeron.