PUBLICIDAD

Estado

Tras accidente en Ahumada

Exigen mayor seguridad en la zona

A Manuel Galindo le puede ver que su comunidad está de luto

Luz del Carmen Sosa / El Diario de Juárez

viernes, 09 septiembre 2022 | 06:00

El Diario | La zona destrozada

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Con el dolor por la pérdida de sus amigos y la preocupación por el estado de salud de su hijo Adrián, sobreviviente al accidente vial registrado en el paradero Tejaban Benito Juárez, a Manuel Galindo le puede ver que su comunidad está de luto.

También le preocupa que la venta de quesadillas, asaderos y burritos, actividad económica de la que depende más del 50 por ciento de los casi 15 mil residentes de Ahumada, sufra una severa afectación.

PUBLICIDAD

Por estas razones, el comerciante Manuel Galindo exige que Seguridad Vial asuma una mayor responsabilidad en el control del tráfico en la avenida principal de Ahumada.

“No se tienen controles para los límites de velocidad en la calle principal, eso es lo que siempre nos pone en riesgo y no sólo a nosotros como comerciantes, sino a nuestros visitantes, ya no se puede seguir trabajando así”, declara aún con la indignación ante el recuerdo de uno de los días más tristes en Villa Ahumada, cabecera del municipio de Ahumada.

Su hijo Adrián Galindo Niño, de 40 años, fue intervenido en el Hospital Regional número 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a causa de una lesión severa en la región maxilar inferior y por la tarde inició su recuperación.

“Lo encontré tirado ahí, fue el susto de mi vida, estaba espantoso ahí y ver a mi hijo tirado fue una impresión muy fuerte”, recuerda el entrevistado en el interior del hospital.

Adrián fue uno de los 16 lesionados en el accidente ocurrido en el municipio con mayor extensión territorial en el estado y a unos 120 kilómetros de distancia estimada entre Juárez y Ahumada. 

El hombre se trasladó de emergencia a Juárez desde la noche del jueves para seguir a su hijo, quien fue transportado en ambulancia junto con otras dos personas heridas. Una mujer falleció el miércoles a las 9 de la noche, otro hombre herido fue dado de alta ese mismo día y sólo Adrián permanece hospitalizado de los nueve ingresados a los hospitales del IMSS, informó personal médico del Hospital. 

Mientras responde a las preguntas, el padre de familia atiende las llamadas de sus seres queridos, de sus amigos y colegas de trabajo, todos preguntan por la salud del Adrián, quien sufrió fractura en la región maxilar inferior.

“Uno de sus tres hijos trabaja y es el que lo inscribió en el Seguro Social, por eso tiene servicio médico”, explica Manuel, quien es acompañado de uno de sus nietos. 

Dice que cuando supo del accidente “voló” al paradero donde encontró a su hijo tirado en el piso y a su lado decenas de burritos regados.

“A las seis de la mañana nos despedimos, le pedimos a Dios un buen día de venta…”, dice mientras toma aire para controlar la voz y se frota sus manos en un intento por calmar sus emociones, pues tuvo miedo de perder a su hijo en ese fatal accidente. 

“En el momento yo no supe qué sucedió porque no estaba ahí presente, yo estaba en mi casa trabajando. Me llamaron que había un accidente en el paradero, yo me arrimé y vi a mi hijo tirado. Yo me habían dicho que estaba golpeado, en ningún momento pensé verlo en esa situación, en eso llegaron los paramédicos y llegaron a atenderlo”, agrega.

–¿Ese punto, el paradero, es de riesgo?, se le pregunta.

“No, éste es el primer accidente que pasa en esa forma, nosotros tenemos alrededor de 17 a 18 años ahí trabajando y no había ocurrido ningún accidente, hace años un remolque de una camioneta daño unos carros y ahora ocurrió ese accidente”, recapitula.

–¿Qué se necesita para que esa zona sea más segura, para los trabajadores y los visitantes?, se le insiste.

“La única razón de riesgo es el exceso de velocidad, Tránsito debe poner un poco más de cuidado, porque esas personas que van a esa velocidad en el pueblo lo único que pueden ocasionar es un accidente”, plantea.

Para Manuel Galindo es urgente que la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, a cargo de la seguridad vial, tenga más presencia e implemente las medidas necesarias para reducir la velocidad, determinar el área peatonal y que las unidades de carga pesada, principalmente, tengan una reducción drástica de la velocidad al circular en la zona comercial y turística. 

“Mueble que entre a exceso de velocidad que se le haga una buena sanción para que tengan cuidado, sepan y respeten que es un área de trabajo y un punto turístico. Que tengan más respeto por las personas que nos encontramos ahí trabajando”, demanda el hombre. 

En el municipio de Ahumada, junto al de Ojinaga y Chihuahua, la seguridad vial depende del Estado.

Ayer se buscó la postura del secretario Gilberto Loya, sin embargo, ni él ni la vocera Ana Antillón atendieron la solicitud de información realizada vía telefónica. 

–¿Qué sigue para ustedes como comerciantes, qué esperan? 

“Nosotros esperamos que se repare el daño causado, que el conductor y la autoridad se hagan responsables de los lesionados, de los muertos, porque murieron cuatro de nuestras gentes y que tengan más cuidado”, dice sin controlar el llanto.

“Es una cosa horrible, pierde uno sus compañeros de muchos años de trabajo, yo tenía poquito en ese paradero pero pienso que a diario estábamos conviviendo, nos duele en el alma la manera tan trágica que terminaron sus vidas”, lamenta. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search