Estado

Exigen a Corral seguridad en Galeana

Policías municipales fueron suspendidos acusados de agresiones y amenazas contra la comunidad LeBaron

Miguel Silva
El Diario

sábado, 05 septiembre 2020 | 06:00

Chihuahua— Habitantes del municipio de Galeana le exigieron al gobernador Javier Corral Jurado más seguridad para su municipio, esto durante la gira de trabajo que el mandatario realizó en ese municipio del noroeste de la entidad, en el que los policías municipales fueron suspendidos acusados de agresiones y amenazas contra la comunidad LeBaron.

Ayer, el mandatario estatal realizó una gira de trabajo por los municipios de Namiquipa y Galeana y en este último, los pobladores le solicitaron una mayor seguridad para el lugar, afirmando que los policías estatales que están en aquel lugar no son suficientes para garantizar a tranquilidad.

Con mensajes en cartulinas, los pobladores solicitaron al mandatario estatal su intervención para la restitución de los elementos de la Policía municipal que hace dos semanas fueron destituidos de sus cargos y hasta la fecha no han sido reincorporados.

Los policías municipales fueron separados luego de que integrantes de la comunidad LeBaron los acusaron de agresiones, amenazas y de golear a una persona casi hasta provocarle la muerte, situación que derivó en manifestaciones afuera de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y tras un diálogo con el Estado, se acordó que serían sometidos a exámenes de control y confianza y aquéllos que los acrediten podrán reincorporarse.

Hasta el momento, los exámenes de control y confianza no se han aplicado en la totalidad de los agentes, expresó hace unos días el propio secretario de Seguridad Pública, quien dijo que se está agendando los días en que deberán presentarse a las instalaciones del C-4 para realizar dicho procedimiento.

El activista Julián LeBaron aseguró que no van a permitir que estos elementos regresen a sus labores, al manifestar que la única forma en la que pueden andar arriba de una patrulla es siendo arrestados, pues están cansados de que sean los criminales quienes se encarguen de la seguridad y cometan delitos bajo el manto de la ley.