Estado

Exhiben a políticos detrás de protesta

'Gustavo Madero, del PAN, ha sido uno de los convocantes más asiduos a la agitación', dijo Ricardo Mejía

Staff
Agencia Reforma

jueves, 10 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad de México— Autoridades federales ubicaron a personajes políticos como los responsables de exacerbar los ánimos y causar violencia para tomar el control temporal de instalaciones hidráulicas tras la protesta de ayer en la Presa La Boquilla.

En conferencia de prensa, el Subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, señaló que detrás de la manifestación y agitación estuvieron el Alcalde de San Francisco de Conchos, el priista Jaime Ramírez Carrasco; el Edil de Rosales, el morenista José Francisco Ramírez; los ex Gobernadores José Reyes Baeza y Fernando Baeza Meléndez; el diputado federal Mario Mata, y el presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua, Salvador Alcantar.

“Gustavo Madero, del PAN, ha sido uno de los convocantes más asiduos a la agitación”, añadió, aunque aclaró que no estuvo presente ayer.

Asimismo, el funcionario denunció un huachicoleo del agua.

“Durante meses y meses y meses, la Conagua buscó alternativas, pero siempre hubo una única razón: no se va a permitir que se abran las presas, y esto lo manifestaron diferentes actores políticos que ahora generaron”, señaló.

“El tema de fondo es evitar el control de los recursos hidráulicos y la política de agua de la Federación, no es que les falta agua a agricultores, los han engañado con eso”.

Advirtió que la FGR tendrá que deslindar responsabilidades, ya que se han desencadenado diversos eventos y actuarán conforme a derecho en acciones que constituyan un delito.

Denunció que se ha alentado un clima de animadversión, hostil y de repudio intencionado contra las fuerzas del orden instaladas en Chihuahua.

Indicó que en la Presa La Boquilla hubo palos y bombas molotov para atacar a la Guardia Nacional. Achacan retraso de pago de agua a gobiernos anterioresEl Gobierno federal acusó a los dos sexenios anteriores por la deuda de agua que ahora México tiene que pagar a Estados Unidos en el marco del Tratado de 1944. 

En conferencia de prensa, el director para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco, señaló que el ciclo 34, de 2010 a 2015, se retrasó el pago de 324.7 millones de metros cúbicos, lo cual se comenzó a pagar en el primer año del ciclo 35, que inició en 2015 y termina el próximo 24 de octubre. 

“El ciclo 34 cerró con un déficit de 324.7 millones de metros cúbicos, el ciclo actual, entonces ya no cuenta con flexibilidad de pago. Tenemos que cerrar este ciclo en ceros, ya nos atrasamos una vez y no podemos volver a incurrir en un retraso”, explicó. 

“Durante el ciclo 34 hubo un manejo en el cual no se cubrió lo que se tenía que cubrir de la repartición que México tenía que hacer. Ese adeudo se cubrió en el primer año de este ciclo, y ahí se empezó a generar un nuevo retraso. Un retraso que se gestó durante 8 años y esta Administración recibió con una presión de cubrir este faltante”. 

Detalló que actualmente está pendiente la entrega de 378.6 millones de metros cúbicos de agua. 

El funcionario de la Cancillería aseguró que no se tiene presión por parte de Estados Unidos, sino por el tratado en sí, pero reconoció que el país vecino del norte ha externado su preocupación porque se pague la deuda. 

La titular de Conagua, Blanca Jiménez, aseveró que ya se ha entregado el 100 por ciento del agua para el ciclo agrícola de la región norte del país, pero sólo falta el 10 por ciento del agua de uso agrícola para la Presa La Boquilla. 

“Llevamos entregados el 100 por ciento del agua para el ciclo agrícola, Las Vírgenes y El Granero, falta 10 por ciento de La Boquilla”, dijo.

“Conagua no está cerrada al diálogo, de hecho ha tenido conversaciones desde finales del año pasado pero nunca hubo solución”, indicó.