Estado

Estado deja retraso en seguridad: Coparmex

Se debe tener un compromiso de ser más fuertes que la delincuencia, señala

Archivo / El Diario de Juárez

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

viernes, 16 abril 2021 | 06:00

Chihuahua— El principal reto de la siguiente administración estatal en materia de seguridad pública, para empezar, será atender el retraso que se dio en la presente, señaló ayer Ignacio Manjarrez Ayub, presidente de la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia de la Coparmex.

Subrayó que en el próximo gobierno se debe tener un verdadero compromiso de ser más fuertes que el enemigo, que son los delincuentes, y poder llevarlos ante la justicia, con todas las pruebas científicas necesarias.

Manjárrez Ayub dijo que ahora falta mucho apoyo económico para infraestructura, equipamiento de armas e insumos logísticos para realizar una investigación pericial científica, así como ofrecer a los ministerios públicos una serie de incentivos y hasta un lugar y ambiente digno para trabajar.

Advirtió que, si el criminal tiene más tecnología y recursos que la autoridad, los ciudadanos estarán siempre indefensos, por más alarmas, cámaras y perros que se tengan para la seguridad de su patrimonio.

Recalcó que se tiene que empezar por fortalecer la institución en todos los sentidos, desde lo físico hasta lo humano, generar esquemas de trabajo de colaboración como es la herramienta probada del Reto de los 100 Días.

El presidente de la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia de la Coparmex señaló que el problema de la inseguridad afecta a la entidad porque restringe la inversión y generación de nuevas empresas y mejores empleos.

Los que ya se encuentran establecidos y llegan a ser víctimas de la inseguridad asumen cuantiosas pérdidas económicas.

El empresario dijo que es delicado que en Chihuahua el 88 por ciento de los delitos no se denuncie, aunque precisó que eso no es privativo de la entidad, ya que en el ámbito nacional también sólo entre el 18 y el 20 por ciento de los casos se hace del conocimiento del Ministerio Publico.

Aunque también hay que considerar otra cifra negra del hecho de que entre los casos denunciados una parte se queda en el camino porque no se concretó un expediente y no pasó al Poder judicial.

Indicó que, por eso de las tantas denuncias que se tienen, sólo se resuelven tres, como es el caso en el estado de Chihuahua.

Al hablar sobre la falta de coordinación de las corporaciones de los tres ámbitos de gobierno, Ignacio Manjárrez dijo que eso se logra sólo con voluntad política de las autoridades.

Observó que el gobernador, el presidente de la república y los alcaldes son los titulares de los diversos poderes y deben exigir a sus subordinados del área de la seguridad que tenga una coordinación de esfuerzos en materia de seguridad pública.

Indicó que obviamente tiene que ver con algunas herramientas, como el denominado Reto de los 100 Días, donde se sienta a todas las partes a resolver los mismos casos, desde el policía municipal hasta el juez. Son prácticas que ya fueron probadas aquí, con resultados hasta del mil por ciento en las carpetas de investigación que se sacaron durante el período de tres meses.

Señaló que sí existen las herramientas, pero falta la voluntad de los titulares de los tres niveles de gobierno para que se den esos trabajos en coordinación y con ello lograr una mejora en la parte de la impunidad, y se genera más confianza en los ciudadanos a denunciar.

La gente no denuncia porque no tiene confianza en las autoridades, piensa que son corruptos o que solo perderá el tiempo.

En ese sentido, los que ganan son los amantes de lo ajeno o los que generan esa delincuencia, ya que saben bien que no les va a pasar nada.

Si la autoridad se coordinara y trabajara con esquemas como el del Reto de los 100 Días, de forma permanente, se lograría abatir mucho las carpetas de investigación.

“Eso no quiere decir que no falte personal, y lo digo claramente”, enfatizó Manjarrez Ayub, “también se necesita equipamiento, estímulos económicos, una serie de cosas que con buena voluntad se pueden buscar”.

Reiteró que hay mucho por hacer en el fortalecimiento de la Fiscalía del Estado, y tan solo en una visita a la Fiscalía se pueden observar una serie de deficiencias en la misma sede, donde se ven carpetas por todos lados, escritorios arriba unos de otros, cortinas que se caen, paredes sucias.

Apuntó que al ver eso uno se puede cuestionar cómo se le puede exigir resultados a la gente, si no tiene las condiciones adecuadas para trabajar.

“No son solo rifles, pistolas, insumos químicos periciales, se requiere de capacitación, más personal, incentivos, oficinas dignas, entre otros, para cumplir con un levantamiento científico de pruebas y los requerimientos del nuevo sistema penal, sustentar un delito y el arresto para ejercer la justicia”, concluyó.