Estado

Espera exhumación para corroborar que es su hija

Silvia Banda recibió los presuntos restos de Fabiola Yaneth Valenzuela Banda el 19 de enero de 2012 en un ataúd sellado

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 14 diciembre 2019 | 15:17

Ciudad Juárez— Entre mariposas, como la libertad que no logró, el rostro de Fabiola Yaneth Valenzuela Banda fue plasmado en el fraccionamiento Oasis Revolución, donde su madre espera desde hace cinco años la exhumación de sus restos para realizarles un segundo dictamen y cerciorarse de que se trata de ella.

Fabiola fue vista por última vez el 23 de agosto de 2010 a los 18 años de edad. Un mes después la Fiscalía de Chihuahua encontró sus restos incinerados, pero fue hasta el 19 de enero de 2012 cuando le fueron entregados a su mamá, Silvia Banda Pedroza, quien asegura que recibió al menos dos fechas y al menos dos puntos diferentes del sitio donde fueron encontrados.

“Creo que aquí es”, son las palabras de la antropóloga que permanecen en la memoria de la madre quien asegura que primero se le dijo que los restos de su hija habían sido encontrados días antes de ser informada, pero después se le dijo que tenían 16 meses en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

De acuerdo con las autoridades, los restos de Fabiola fueron encontrados incinerados a la altura del Kilómetro 29 de la carretera a Casas Grandes, pero primero fue llevada a un sitio donde no tenían certeza de que fuera, y luego a otro, donde cuando ya estaba convencida y en crisis nerviosa escuchó que la antropóloga dijo “creo que aquí es”, narró.

“Primero me llevaron a un lugar donde había pura arena blanca y no había ni indicios de escombro, como decían, ni de que se hubiera quemado algo”, narró quien entonces creía que su hija tenía apenas días de muerta.

Sospecha de agente federal

La muerte de Fabiola también se ha relacionado con las víctimas del Valle de Juárez, por lo que la incertidumbre de su madre se ha mantenido desde que le entregaron, en 2012, un ataúd sellado con los restos de su hija que desde hace cinco años pretende exhumar. 

“No hay nada que me diga que lo que está ahí es mi hija”, dijo quien busca otra prueba de ADN a la ya realizada por la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género.

Silvia Banda asegura que le ha dado a las autoridades nombres de las personas con las que estaba su hija, entre ellos un agente de la Policía Federal, quien nunca fue detenido. 

Dijo que el agente incluso les mandó por correo electrónico imágenes de la joven de 18 años en el Hotel Verde, pero después fue cambiado a la Ciudad de México, y las autoridades no siguieron investigando el caso.

“Me estuvo contactando, yo creo que quería negociar, quería saber cómo iba el caso. Él nos envió al principio un video y lo vimos, se veía Fabiola en el Hotel Verde, había otra pareja, pero nada más se veía ella, y creo que él tomó el video”, dijo Banda.

“Ni tú estás muerta ni yo estoy viva”, es la consigna que lleva la mujer en la espalda desde que desapareció su hija, a quien todavía espera de regreso.

De acuerdo con Silvia Nájera, vocera de la Fiscalía de Género, las autoridades estatales no se niegan a realizar la exhumación, y la Fiscalía General de la República (FGR) la puede apoyar a hacer el segundo dictamen a los restos pero en sus laboratorios locales.

“La señora pide que sea el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), pero las antropólogas argentinas ya no trabajan con la Fiscalía; pide también a la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG) o el Laboratorio Forense de Jalisco, pero la PGR (ahora FGR) no la pudo apoyar porque no podía subrogar esos gastos, ellos podían hacerlos en sus laboratorios”, dijo la portavoz.