Estado

Es Gobierno cómplice de feminicidios: activista

'Corral está muy muy cerrado al tema': Ivonne Ramírez

Gisela Parra / El Diario / Corresponsal

domingo, 31 enero 2021 | 15:01

Ciudad de México– El aumento en los feminicidios y la violencia contra las mujeres es el resultado de un gobierno al que simplemente no le interesa el tema, no es su prioridad, nos hemos encontrado con un Javier Corral muy muy cerrado respecto a esta situación, por eso vivimos con un gobierno cómplice de los feminicidas por el alto grado de impunidad ante esta problemática, dijo la activista Ivonne Ramírez. 

En entrevista para El Diario, Ramírez explicó que la violencia contra la mujer y los feminicidios es un problema que se ha ido incrementando con los años y que a ningún gobierno parece interesarle y gracias a ello, no logran verse resultados positivos, incluso dijo, las Alertas de Violencia de Género se han vuelto un mal manejo de recursos y corrupción. 

“Ciudad Juárez es un lugar cada vez más vulnerable, la ciudad está en deterioro y eso por supuesto que se refleja y repercute en la vida diaria de las mujeres y la comunidad en general y con este panorama cada vez más hostil y más difícil, sin políticas públicas, es como el preámbulo, es decir, siempre está la puerta abierta para que se cometan delitos y crímenes” aseguró. 

En este sentido, dijo, en Juárez, tanto mujeres como niñas y niños, han sido muy vulnerados de sus derechos y en cuanto a feminicidios, añadió que desde su documentación, han habido varios cambios tanto en la manera de cometerlos, como de enfrentarlos jurídicamente e incluso en la manera en que los medios de comunicación los reflejan. 

“Hay varias etapas en este delito, por ejemplo ahora que empezó la pandemia, aumentaron los feminicidios, porque yo tomo como feminicidio todos los asesinatos de niñas y mujeres en Juárez, me guío por las etiquetas que hace Julia Monárrez de los feminicidios y durante la guerra Calderonista aumentaron los asesinatos de mujeres con arma de fuego y esto fue pretexto para decir que no eran feminicidios sino crímenes del narco y se mete todo en el mismo costal” dijo. 

Consideró que ante esta situación, falta mucha perspectiva de género, motivo por el cuál, es un delito que ha aumentado y crece día con día y aunque dijo que las cifras importan, no son lo más relevante, toda vez que existe un vacío en el número de asesinatos; añadió que muchas veces, estos datos se manejan no con la finalidad de ver el tamaño o la gravedad de la problemática sino con la intención de minimizar el tema. 

“Un feminicidio es igual de grave que cinco o más, creo que obviamente las cifras son importantes pero no se está acatando lo más importante que es que haya políticas donde se vea que hay un resultado cuando se comete un feminicidio, necesita haber un impacto, un castigo real porque lo que se ve en Chihuahua y en Juárez en específico, es que se incentiva la violencia contra niñas y mujeres en lugar de disminuir o hacer estrategia de prevención” recalcó la activista. 

Lamentó que para el gobierno del estado, el delito de feminicidio no sea prioridad, y consideró que todas las lagunas que quedan en las cifras no tienen un seguimiento, motivo por el cual, la atención fácilmente se desvía a otro lado. 

“Se ha visto el grado de impunidad que hay y eso implica complicidad del estado con los feminicidas, me parece que hay complicidad del gobierno, porque los políticos saben de esta problemática pero no hay interés, incluso elementos de la policía se han visto involucrados en feminicidios, hay cosas más oscuras en las que hay que indagar y trabajar” añadió Ramírez. 

Respecto a la falta de Alerta de Género en la entidad, Ivonne Ramírez explicó que sin duda, las Alertas cuentan con “sus cosas buenas y positivas” pero que finalmente ha quedado claro que no son garantía de que disminuyan los feminicidios, por el contrario dijo, se empiezan a distribuir los recursos y eso implica corrupción. 

“Debemos concentrarnos en estrategias comunitarias, porque definitivamente hay un abandono total, ya sea de Corral o del gobernador que venga o haya pasado, no les importa, hay un abandono consciente e intencional que es bastante grave, porque al menos en Juárez, gobierno tras gobierno revictimiza a víctimas y familiares en todas las dependencias a las que hay que acudir, el sistema es corrupto, impune y podrido que no ha servido para nada”. 

Agregó que lo poco que se ha intentado hacer desde los gobiernos, no ha servido para nada, tal es el caso dijo, del corredor seguro, que aunque en intención es bueno, no están siendo reales y funcionales “sólo le están tapando el ojo al macho, sueltan los millones, hay un corredor en el que hasta ahorita van 60 millones de pesos y todavía le van a meter más sin dar los resultados”. 

Puntualizó que en Chihuahua se alcanzó una situación emergente respecto a la violencia contra la mujer y el delito de feminicidios y la opción ahora, ya no es esperar a que las autoridades escuchen y se interesen en dicha problemática, sino atender y trabajar en estrategias comunitarias a fin de alcanzar un tipo de impacto para que a los feminicidas no se les haga tan fácil matar a una mujer. 

“No me veo hablando hacia las autoridades, porque además ni me escucharían, y han pasado muchas activistas en el estado, mujeres luchadoras en Chihuahua y no es algo que al gobierno le interese escuchar ni preguntar, además hemos visto que Corral está muy muy cerrado al tema, por eso no volteo hacia arriba, volteo a mis pares que es donde pienso y tengo esperanza que se pueden hacer pequeños cambios para resguardar y proteger la vida de las mujeres, es entre nosotras”. 

Finalmente, calificó el aumento en la violencia familiar, como un escenario desesperanzador, desolador y frustrante pues dijo, refleja la impunidad y la falta de acciones ante un problema que no para, que nadie escucha y mucho menos hace algo frente a una violencia de género ahora dentro de las casas motivo del confinamiento por la pandemia.