Es Chihuahua sexto en transparencia

Calificación lo pone por encima de la media nacional y de Jalisco, CDMX y Quintana Roo: Inai

Javier Olmos/
El Diario
sábado, 06 abril 2019 | 06:00

El estado de Chihuahua ocupa el sexto lugar a nivel nacional en materia de transparencia, afirmó el comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), Óscar Guerra Ford.

Basado en datos del índice de Gobierno Abierto, el funcionario federal dijo que la entidad se encuentra con una calificación de .7, sobre el promedio nacional de .54.

“Chihuahua se encuentra poquito arriba del promedio nacional, en el sexto lugar, por arriba incluso de Quintana Roo, de Jalisco, Aguascalientes y la Ciudad de México”, indicó.

En la Plataforma Nacional de Transparencia, Chihuahua es el noveno lugar en carga de información con más de 58 millones de registros en los últimos dos años. Un registro puede tener más de un dato, anotó.

“Ha subido en los últimos años mucho, estaba muy abajo porque no había entendimiento completo con la plataforma”. Aunque ya será la gente la que verdaderamente lo diga, dijo.

Expuso que la entidad tampoco tiene mal índice de recurrencia por quejas, pues indicó que en 2018 de las 15 mil solicitudes de información que respondió, sólo 400 personas se quejaron.

El índice en este rubro es de 2.6 cuando el promedio nacional ronda los 4 puntos, “de cada cien solicitudes dos personas y media se quejan”, dijo.

Guerra Ford asistió el jueves a la Semana de ICSA, para impartir un taller a estudiantes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez en el que expuso el problema que el país afronta en materia de corrupción y “cómo los diversos indicadores nacionales e internacionales ubican la corrupción como un problema que implica perder una importante cantidad de recursos”.

No obstante, aun y cuando una entidad puede presumir altos niveles de transparencia en su administración, apuntó, no sirve de mucho si no se castiga.

“Hoy la gente está más informada, sabemos lo que pasa en la administración pública pero no sucede nada, no hay sanción, hay impunidad”, señaló.

‘Por sí sola no elimina 

corrupción’

“La transparencia por sí sola no termina con la corrupción, el objetivo de la transparencia es evidenciar dónde hay mal manejo de los recursos públicos y que ahí se presenten las denuncias públicas y ciudadanas y a éstas se les dé seguimiento, se culmine y se sancione”, expuso.

Dijo que por más que un país o un estado sea transparente, si no hay sanción y hay impunidad, no hay ningún incentivo para que la corrupción se termine. 

“México en vez de ir ascendiendo en la tabla, está más cerca de los últimos lugares. En los últimos cinco años México ha descendido diez lugares”, agregó. Señaló que la corrupción se da desde pequeñas acciones como el robo de útiles de oficina hasta compra de las licencias para explotar un bien natural, “debajo de la mesa”.

Recordó que se hizo un diagnóstico de los últimos seis años del gobierno federal y se detectó que instituciones como el IFAI, secretarías de la función pública o las contralorías estatales, estaban totalmente desarticuladas y su trabajo no tenía ningún impacto real.

“La auditoría actualmente sigue encontrando diversos desvíos de recursos, hace observaciones, recomendaciones y lo pone en manos de las autoridades competentes”, aseguró.

Afirmó que la política de presidente del presidente del país es de cero tolerancia a los actos de corrupción, “pero creemos que aparte del asunto de un ejecutivo que pueda transmitir a sus funcionarios, se requieren una serie de políticas”.

“Se necesita una medida homogénea aceptada por todos que no se tiene actualmente en el país contra la corrupción… ver cuáles son las causas del problema para atacarlo de manera sistemática”, agregó.

Propuso por ejemplo que si en una ventanilla de Gobierno se dan actos de corrupción a la hora de hacer un trámite, lo que se tiene que hacer es que por todos los medios electrónicos debe separarse al ciudadano del servidor público.


[email protected]