Es Chihuahua ‘séptima entidad menos pacífica’

Revela informe del Índice de Desarrollo Democrático en México retroceso en seguridad y democracia

Manuel Quezada Barrón
El Diario
jueves, 14 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua— La situación de la inseguridad en Chihuahua “es preocupante” y aunque las condiciones críticas vividas a mediados del sexenio pasado están aún lejos de replicarse, el estado se ubica en el séptimo lugar entre las entidades “menos pacíficas del país”, y de las de mayor costo económico per cápita, por la violencia del orden de los 53 mil 286 pesos.

Esa apreciación la destaca el informe del Índice de Desarrollo Democrático en México (IDD), en el cual el estado de Chihuahua se perfila como una de las entidades con menor avance en la materia al obtener 2,186 puntos y situarse en la posición número 26, avanzando un lugar respecto al 2017 cuando registró una calificación de mil 424 unidades. 

Con referencia al Índice de Paz en México 2018, el estudio elaborado por la Konrad Adenauer Stiftung, PoliLat, USEM e INE, Chihuahua se colocó como la séptima entidad menos pacífica, mientras que en 2016 había ocupado el noveno lugar.

Precisó que es el quinto estado con la mayor proporción de víctimas de homicidio e investigaciones, lo cual sugiere un alto nivel de crímenes perpetrados por el crimen organizado. 

Además, esta entidad se cuenta entre aquellas que mayores costos económicos han tenido que pagar por la violencia: se calcula que en 2017 ésta implicó costos de 53,286 pesos per cápita.

El agravamiento de la violencia puede explicarse por las siguientes razones: en primer lugar, la intensificación del enfrentamiento entre el Cartel de Sinaloa y La Línea, por la disputa del control de las rutas de trasiego de droga, especialmente aquellas cercanas a ciudad Madera.

En segundo lugar, según cifras de la Sedena, la producción de amapola en la zona del triángulo Dorado (Sinaloa, Chihuahua y Durango) se duplicó entre 2016 y 2017.

La rentabilidad de la heroína, aunada a los enormes volúmenes que se producen en la entidad, han estimulado las disputas entre organizaciones delictivas. Además, deben de considerarse también los problemas de coordinación entre los distintos niveles de gobierno para combatir a la delincuencia organizada. 

El IDD tiene cuatro dimensiones con puntajes específicos comparables con el año anterior. En ese sentido, en los rubros “Democracia de los Ciudadanos”, La “Democracia Social”  y “Democracia Económica” el estado se posiciona -sin variaciones significativas- en la mitad de la tabla, en los lugares 19, 20 y 15 respectivamente, no obstante en “Democracia de las Instituciones” muestra su peor comportamiento ya que cayó del lugar 31 al 32 de la tabla. 

Se indica que Chihuahua registra 2 mil 186 puntos, valor que mantiene a este estado entre las entidades con mínimo desarrollo democrático, a pesar de ser un puntaje superior al recibido el año anterior.

En el 2017 su ubicación en el ordenamiento nacional fue similar al actual, pasando del 27º al 26º lugar. 

La mejor puntuación obedece a un fuerte incremento en democracia económica, que compensa el retroceso del resto de las dimensiones, con respecto al 2017.

Es la cuarta vez que Chihuahua califica con mínimo desarrollo democrático, lo había sufrido anteriormente en 2012, 2013, 2017. En el resto de la serie, en dos oportunidades recibió calificación de bajo desarrollo democrático; y en otras pudo ingresar en el conjunto de entidades con desarrollo democrático medio. 

La ubicación que obtiene en las cuatro dimensiones no es homogénea. En democracia de los ciudadanos, en democracia social y económica se posiciona en la mitad de tabla, 19º, 20º y 15º lugar, respectivamente. En lo que respecta a calificación democrática, presenta un comportamiento similar en las dimensiones, con desarrollo democrático medio, menos en Calidad de las instituciones donde obtiene un rango de mínimo desarrollo democrático.

En democracia de los ciudadanos, ha transitado por diferentes valores, pasando de mínimos a medios. Desde el 2014 se mantiene en la línea de los 4 puntos.

En la dimensión II, es la quinta vez que integra el conjunto de estados con mínimo desarrollo democrático, siendo tres las oportunidades que ha mostrado una calificación media. Es una de las dimensiones donde más debe trabajar. En las únicas dimensiones donde logra ubicarse por encima del promedio es en democracia social y en la económica.

En Democracia Económica, recibe bajas puntuaciones en casi todos los indicadores, salvo en Desigualdad. Eso habla de un estado que debe desarrollar mejores estrategias de crecimiento, concluye el estudio.


[email protected]