Estado

Envían familiares mensajes a los 13 migrantes desaparecidos

Piden a la comunidad que los ayude en caso de tener contacto con ellos

Salud Ochoa
El Diario

domingo, 10 octubre 2021 | 06:00

Fotos: Cortesía | Elementos del Ejército Mexicano y del INM realizaron un operativo de búsqueda

Chihuahua— Familiares de los migrantes desaparecidos en Coyame envían mensajes de apoyo a través de redes sociales, esperando que en algún momento estos puedan verlos. De igual forma, hablan de la esperanza que mantienen en que retornen con bien a casa así como del apoyo que requieren de la comunidad no sólo para dar con ellos, sino para que les ayuden en caso de verlos en algún punto.

“No desmayes y resiste que aquí hay mucha gente orando a Dios por ti”, es una de las diferentes oraciones que pueden leerse en publicaciones hechas por los allegados de los desaparecidos; en este caso haciendo referencia a Rodolfo Guzmán González.

Por otra parte, los parientes de Alan Ricardo Salas Torres, piden a la comunidad que, en caso de tener algún contacto con él, le presten la ayuda necesaria para subsistir o volver a casa.

“Si algún contacto de esta enorme red social lo ha visto por favor ayúdalo, préstale un teléfono, ofrézcale algo de comer, ayúdalo a volver a casa”, claman.

Según la pesquisa emitida por la autoridad y replicada por la familia, a Rodolfo se le perdió la pista el sábado 25 de septiembre en Coyame del Sotol junto con el resto de las personas que conformaban un grupo de trece. El caso ha tenido trascendencia internacional y publicado en diversas páginas de búsqueda de desaparecidos.

“Buenas noches, necesito su ayuda por favor, desde el 25 de setiembre no sabemos nada de mi primo. Él iba a cruzar a Estados Unidos y se perdió toda comunicación con él en Coyame de Sotol en Chihuahua México. Iba en un grupo de 13 personas y todos están desaparecidos hasta el momento. Le agradecería infinitamente, su ayuda. Les pido a nuestros ALIADOS que por favor se sirvan compartir esta búsqueda”, se publicó en una página de Internet radicada en Perú.

En cuanto a Alan, los familiares señalan que el hombre de 22 años es originario de la comunidad de San Isidro de Murillo, Durango, y al igual que en el caso anterior el último contacto con él fue el 25 de septiembre del año en curso y manifestó encontrarse en Coyame.

“Su familia aguarda esperanzada su regreso, por favor compartan para que más personas puedan ver la publicación y con el favor de Dios padre sepamos su paradero. Hoy es él, mañana podría ser tu hijo o tu hermano, tu amigo o tu vecino”, indican.

‘No perdamos las esperanzas’

En respuestas a las publicaciones, algunos usuarios comentan sobre las posibilidades de lo que pudiera haber ocurrido con los desaparecidos y que van, desde el retraso ocasionado por la imposibilidad de cruzar la frontera hasta una detención en lo que llaman la “hielera”.

“Por la fecha quizás esté escondido en algún lugar esperando que se quite la migra, hay quienes duran hasta 1 o 2 meses para pasar y si no se comunica es porque quizás su teléfono se quedó sin pila, sin señal o quizás lo perdió”, escribió el usuario identificado como Neri Car.

“Posiblemente estén en una hielera por eso no se han comunicado. Cuando hablo de hielera me refiero a donde los lleva la migra ahí estuvo mi hermano dos semanas sin comunicarse. Es como un tipo de cárcel, no te puedes comunicar con nadie también mi hermano estuvo así por mucho tiempo no perdamos las esperanzas”, son algunas de las manifestaciones.

El grupo de migrantes originarios de diferentes puntos del estado y el país, fue privado de la libertad junto al “coyote” que los guiaba hacia Ojinaga, para luego llevarlos a Estados Unidos, estaba conformado por 13 personas.

De acuerdo con lo narrado a las autoridades y a los familiares de los otros migrantes por un adolescente de 14 años que formaba parte del grupo, el sábado 25 de septiembre un convoy de hombres armados y encapuchados los interceptó en el camino y los subió a tres camionetas.

Sus identidades

Aunque se habla de 13 personas desaparecidas no todas han sido reportadas oficialmente como tal. El grupo, que tenía como destino Dallas y Odessa, estaba conformado por Javier Ricardo López Rodríguez, de 38 años; Lorenzo Abraham González Mendoza, de 39; Emmanuel Aguilar Bailón, de 24; Amador Aguilar Mendoza, de 55; Benigno Alberto Álvarez Castro, de 36; José Luis Pallares, de 47; Luis Carlos Islas Villegas, de 30 y Alan Ricardo Salas Torres, de 22 años, son los migrantes oficialmente identificados como parte del grupo privado de la libertad.

close
search