Estado

Hallados en Casas Grandes

Entregan primeros cuerpos de narcofosa

Continuará el fin de semana

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 14 octubre 2021 | 11:52

Archivo / El Diario de Juárez

Los restos de tres de las 11 víctimas localizadas hace 11 meses en fosas clandestinas en el municipio de Casas Grandes ya fueron entregados a sus familiares y se hará lo mismo con dos más el próximo fin de semana, informó ayer la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Se trata de las cinco osamentas que dieron positivo a las confrontas de ADN realizadas con los familiares de personas reportadas como desaparecidas, mientras que las seis restantes permanecen en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Ciudad Juárez, aún sin ser identificadas. 

De acuerdo con información extraoficial, durante la investigación de la masacre ocurrida el 4 de noviembre de 2019, en la que murieron nueve personas de La Mora, municipio de Bavispe, Sonora, la Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en Nuevo Casas Grandes a Cruz Iván S. Z., apodado “Cholo” o “Cholo Iván”, encargado de enterrar a las víctimas del grupo criminal para el que trabajaba, por lo que presuntamente le informó al Gobierno federal la ubicación de las fosas. 

El detenido está acusado de delincuencia organizada y no por la masacre ocurrida entre la frontera de Sonora y Chihuahua, pero el hallazgo de las 11 osamentas en el ejido Guadalupe Victoria aumentó la esperanza de un sinnúmero de familias de encontrar a sus desaparecidos. 

De acuerdo con los habitantes del ejido, ubicado en el noroeste del estado, durante al menos tres semanas se observó realizando rastreos en varios predios a personal de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), la Fiscalía General de la República, la Secretaría de Marina (Semar) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), hasta que notaron la presencia de una unidad del Semefo, la cual acudió durante cuatro días seguidos para trasladar las osamentas encontradas al forense de Ciudad Juárez. 

La recuperación de las víctimas concluyó el pasado jueves 12 de noviembre del 2020, pero fue hasta el viernes 13 cuando se dio a conocer de manera extraoficial, y casi un año después el Gobierno federal no ha dado ninguna información oficial al respecto. 

Una semana después del hallazgo, más de 10 peritos forenses de la FGR viajaron de la Ciudad de México a Ciudad Juárez para trabajar con las osamentas, y aunque el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte gestionó que se difundan mayores detalles, hasta ayer no se habían dado a conocer ni las identidades de las víctimas positivas en las compulsas de ADN, ni otros elementos que pudieron haberse encontrado –como prendas de vestir– para facilitar las identificaciones del resto de las osamentas. 

Según datos periodísticos, “Cholo Iván” delinquió en el municipio de Casas Grandes por al menos seis años, de 2014 a 2020, ya que en 2014 fue identificado por una mujer embarazada y su esposo, quienes aseguraron que el hombre originario del ejido Guadalupe Victoria les cortó el paso y los agredió física y verbalmente en el ejido Hidalgo, colindante con la zona donde autoridades federales encontraron las 11 osamentas enterradas de manera clandestina. 

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

close
search