Enfurece Corral por exhibición de terreno invadido

Asegura el gobernador que la propiedad embargada es suya, pero sin pruebas

Javier Olmos
El Diario de Juárez
lunes, 23 septiembre 2019 | 12:52
|

Ciudad Juárez— El gobernador Javier Corral  enfureció al cuestionársele sobre el terreno que se auto adjudicó en Costa Rica y 16 de Septiembre para convertirlo en patio de su casa en esta ciudad. Aunque aceptó como suyo el lote en cuestión, no pudo aludir a ningún documento legal que lo pruebe.

Tras señalar que se trata de una “vil patraña” y una calumnia de El Diario, el gobernador Javier Corral defendió la auto adjudicación del terreno embargado, del que dijo estar en tratos de compra-venta hace más de un año.

Según el mandatario, quien hoy inauguró el nuevo sistema de gestión registral del Registro Público de la Propiedad en esta ciudad, logró la posesión de esa propiedad ubicada en la calle Ignacio de la Peña y Costa Rica, a través de una promesa de compra–venta firmada hace más de un año, aunque no abundó en más detalles.

“Yo me someto a cualquier autoridad municipal, estatal o federal, administrativa o judicial, para dar cuenta de todos los actos que yo he celebrado en torno de la adquisición de ese terreno”, respondió Corral en conferencia de prensa. 

“No tengan la mínima duda de que todo lo que he hecho ha sido legal y de cara a la sociedad, porque lo he hecho siendo gobernador del estado y puedo acreditar todos y cada uno de los pasos de la adquisición de mi casa que además fue celebrada ante notario público y la posesión del terreno la tengo mediante un contrato de promesa de compraventa desde hace más de un año”, agregó. 

El gobernador incrementó su fortuna de bienes inmuebles –calculada en más de 20 millones de pesos– con la autoadjudicación de un terreno urbano de 277.64 metros cuadrados (con valor superior a 525 mil pesos) que tiene colindancia con una de sus propiedades y que se localiza en el cruce de las calles Costa Rica e Ignacio de la Peña de esta ciudad.

Ese lote baldío se lo adjudicó Corral de hecho, y no de derecho, según una investigación realizada por El Diario en Registro Público de la Propiedad y del Notariado, así como en la Dirección de Catastro municipal.